Existe el síndrome del hijo del medio

¡Los quiero a todos por igual! Es lo que suele decir la mayoría de las madres, aunque realicen algunas diferencias entre sus hijos.

Cada momento en el nacimiento de un hijo es diferente por el contexto temporal y ello condiciona siempre la crianza. Aun así, lo ideal sería que no existiera diferente trato hacia los hijos, ni preferencias. Sin embargo, ello no siempre se consigue.

Y la cosa se complica cuando son tres o más los hermanos. El hijo del medio, también llamado hijo sándwich, por el lugar que ocupa en la familia suele tener determinadas características específicas.

En torno a la figura del hermano del medio existen una serie de mitos: que es más rebelde, conflictivo, resentido, que tiene baja autoestima, que le cuesta encontrar su identidad y su rol dentro de la familia. Todo ello como consecuencia de su lugar intermedio entre ambos hermanos, lo cual puede afectarle emocionalmente a lo largo de su vida.

¿Existe el síndrome del hijo del medio?

El catedrático de Psicología de la Familia de la Universidad del País Vasco Enrique Arranz afirma sobre el lugar como hijo:

El lugar que se ocupe en la fratría puede ser en algunos casos un elemento influyente pero nunca el único.

Por su parte, la psicóloga especialista en niños y adolescentes en Puerto Rico, Delmara Rivera, señala que no ser ni el primero ni el último de la familia, puede poner a la persona en una posición difícil.

El primogénito siempre tiene un lugar especial, de igual forma, el pequeño siempre es el bebé. El del medio se ve en el debate y se expone un poquito más.

Anamaría Dávila, psicóloga infantil de Clínica Alemana de Santiago de Chile, por su parte señala:

Existe mucho de mito. Se han descrito características que serían más propias para cada uno de los hermanos, según su orden de nacimiento, sin embargo, el lugar entre los hermanos es una variable más de un conjunto de elementos que influyen.

…la conformación del grupo familiar influye en que este integrante se sienta más o menos dejado de lado. Si todos los hermanos son del mismo sexo, probablemente va a ser más difícil establecer una clara diferencia entre ellos, mientras que si el hijo del medio es de otro sexo, tendrá características que lo hacen especial.

Arranz agrega sobre el sexo del hermano del medio en relación con sus hermanos mayores y menores:

Si eres el mediano pero eres la única chica o el único chico, el género satisfará esa necesidad de identidad propia que proporciona el estatus familiar.

Cómo actuar como padres

  • Evitar las comparaciones entre hermanos y los privilegios para con unos y no con otros. Si bien los celos entre hermanos siempre van a existir, un trato igualitario ayudará a que sean los naturales y no patológicos.
  • Mantener balance en el trato de los hijos.
  • Alentar los logros de cada uno sin enaltecer más los de uno sobre los de otros.

Anamaría Dávila, agrega con respecto al hijo del medio:

…es importante estar atentos a sus necesidades y características individuales, abriendo instancias para que pueda asumir un rol positivo y significativo al interior de la familia. Es bueno generar situaciones individuales con él, darle responsabilidades acordes a sus destrezas y aptitudes, generándole así un espacio especial para él.

Arranz, afirma sobre las diferencias entre los hijos:

Poner como modelo a un hijo respecto a los otros es dinamita para el sistema familiar.

Arranz advierte sobre la importancia que tiene la relación entre hermanos en la sociedad:

Las relaciones entre hermanos son una excelente escuela de resolución de conflictos y ofrecen una oportunidad única para estimular el desarrollo psicológico.