Los celos entre hermanos

Es bastante común que los niños sientan celos de sus hermanos menores debido a que los celos son una respuesta natural del ser humano para enfrentarse ante una situación perturbadora. Si bien no se puede ir en contra de la naturaleza reprimiendo los celos la situación puede manejarse muy bien con un poco de esmero, conocimiento y buen juicio, siempre que se sigan algunos consejos básicos recomendados por especialistas.

No se puede hacer absolutamente nada para anularlos los celos entre hermanos ya que son una respuesta instintiva de los niños pequeños al sentir que la atención que perciben prácticamente todo el tiempo, se va reduciendo paulatinamente, por lo que se asustan respondiendo instintivamente con sentimientos y un comportamiento inusual.

Si bien no existen métodos para que los niños no celen a sus hermanos, si se les presta atención, se deja que se expresen y los adultos responsables toman la situación con sensatez y buen juicio, los celos disminuirán rápidamente hasta desaparecer.

No se puede ir en contra de la naturaleza para eliminar los celos pero existen algunos consejos que permitirán que la situación no se torne tan importante por lo que, siguiendo una estrategia, los celos serán más leves que lo usual y desaparecerán en menor tiempo.

Consejos para minimizar los celos entre hermanos

Mientras la madre se encuentra embarazada.

  • Llevar al niño, en la medida de lo posible, a presenciar las ecografías de su hermanito, para que se familiarice con él aun antes de que nazca
  • Intentar en todo momento que se mantenga un equilibrio relativo entre la cantidad de cosas que se compran para el bebé con las que se compran para su hermano
  • Compartir fotografías y videos con el niño de cuando la madre se encontraba embarazada de él y contarle anécdotas, en lo posible graciosas, del periodo de embarazo
  • Tratar de responder a todas las dudas que el niño tenga con respecto al nacimiento de su hermano aunque este no las exprese verbalmente ya que en muchas oportunidades los niños tienden a guardarse las cosas y expresarlas de formas muy singulares en el correr del día

Después del nacimiento

  • Es muy importante que el hermano pueda alzar al bebé con frecuencia y pasearlo con el carrito siempre que se pueda, por supuesto que bajo la supervisión de un adulto responsable en todo momento
  • Hacerse tiempo para que los padres compartan a solas con el niño mayor, realizando algunas de las actividades que practicaban normalmente antes del nacimiento de su hermano
  • Incluir lo más que se pueda al niño más grande en los festejos del nacimiento de su hermanito/a, asegurándose de que éste reciba algunos regalos. También se lo puede hacer participar de la organización de la fiesta, como por ejemplo haciendo dibujos o guirnaldas para decorar la casa

Cuando el bebé se vuelve más grande

  • Es muy importante que los hermanos mayores puedan preservar sus espacios ya que los bebés de dos o tres años pueden volverse muy invasivos perturbando al tranquilidad de sus hermanitos con frecuencia
  • Nunca olvidarse de hacerse un tiempo para estar a solas con el niño ya sea para conversar, ayudarlo con sus tareas o simplemente jugar
  • No obligar al mayor a que le de sus juguetes a el más pequeño cada vez que lo solicite ya que el más grande tiene que sentir que tiene poder de decisión sobre sus objetos personales

Estos consejos siempre resultan de mucha utilidad y son bastante efectivos en la mayoría de los casos pero, ante la presencia de celos que se vuelvan inmanejables, lo recomendable es siempre acudir a un especialista, un profesional en psicología evolutiva o psicología del niño, que encuentre los motivos internos de un comportamiento poco saludable para el proceso de la personalidad.

Puntaje: 
Sin votos aún