Talentos que los padres deberían intentar desarrollar

Algunas personas consideran que la paternidad es fácil, tal vez porque su personalidad y características lo facilitan, y otras personas piensan que ser padre es toda una tarea, siempre perfectible.
Descubre a continuación los talentos que un buen padre debería tener:

Alegría

Es de suma importancia que el niño pueda ver que sus padres son personas alegres y relajadas. Claro que es imposible estar feliz todo el tiempo, sin embargo, vale la pena tratar de estar bien frente a los niños para que ellos no se preocupen por nada.

Estar presente para el niño

La clave para ofrecer seguridad y tranquilidad a los niños es estar siempre para ellos, atentos a sus necesidades. Esto no significa hacer todo lo que ellos digan, sino ayudarlos a solucionar sus necesidades básicas y las cuestiones que los preocupan.

Equilibrio emocional

Encontrar el equilibrio emocional tampoco es tarea fácil cuando un padre se encuentra enojado por algo que hizo su hijo. Sin embargo, siempre es mejor contar hasta 10 y hablarle al niño de forma calma antes que gritarle y hacerlo sufrir.

Comprensión y empatía

Se recomienda intentar comprender porqué el niño actúa de cierta forma y tratar de entablar un diálogo con él, para estar cerca, para saber cómo se siente, qué le pasa. Un niño problemático siempre esconde detrás de su comportamiento algún problema.

Reflexión

Reflexionar frente a cualquier problema o circunstancia es lo que permite tomar una decisión correcta y meditada.

Resolución

Todos los seres humanos cargan dolores viejos, historias complicadas. Se recomienda intentar dejar atrás estos problemas y sentimientos para comenzar a ser padre desde cero, construyendo una relación diferente y única con el niño.

Autoaceptación

La culpa está siempre en juego en las relaciones y aunque cometer ciertos errores duela, hay que permitírselo e intentar aprender de ellos para hacer las cosas mejor en el futuro.

Conexión

Nunca hay que perder la confianza, conexión y cercanía con el niño. Si cualquier cosa le sucede en la vida, él sabrá que puede recurrir a sus padres.

Confianza

Claro que es difícil confiar en los niños, pero si se les ha enseñado muy bien lo que son las consecuencias de los hechos, ellos merecen tener toda la confianza de sus padres. Incluso si cometen errores, todo sirve para aprender, pero se sentirán mejor sabiendo que sus padres esperan algo bueno de ellos.

Puntaje: 
Sin votos aún