Asma es reducido por la lactancia materna

La lactancia materna aporta otro beneficio para los niños, que consistiría en reducir las posibilidades de desarrollo de asma.

Los niños que no son amamantados tienen un 50 por ciento más propensión a mostrar síntomas de asma que los niños que son, de acuerdo con un estudio de más de 5.000 niños realizado por investigadores del Erasmus Medical Centre de Holanda.

Los niños no amamantados fueron 50 por ciento más propensos a tener flema persistente y 40 por ciento más propensos a respirar con dificultad regularmente, indica el estudio. También tienden a sufrir más de la falta de aliento y tos seca en sus primeros cuatro años de vida.

Aquellos niños alimentados exclusivamente con leche materna durante los primeros cuatro meses de vida mostraron la menor incidencia de síntomas asmáticos. Alimentarlos con leche de fórmula o comida sólida conjuntamente con leche materna durante los primeros cuatro meses, incrementó la probabilidad ligeramente de síntomas asmáticos, de acuerdo con los investigadores.

La lactancia materna decrecería el riesgo de asma al reducir el número de resfriados e infecciones virales graves -aquellos que afectan a los pulmones- señalaron los autores del informe publicado recientemente en el European Respiratory Journal.

Estudios anteriores demostraron que la lactancia reduce el riesgo de infecciones en los primeros seis meses de vida. Otros estudios encontraron que reduce el riesgo de obesidad infantil, y más controversialmente, que influenciaría en tener hijos más inteligentes y con mejor comportamiento.

LEER: La lactancia podría proteger al bebé contra el síndrome de muerte súbita

El estudio holandés hizo seguimiento a 5.368 menores de edad hasta los cuatro años. A las madres se les preguntó sobre la forma de alimentación brindada a sus hijos cuando eran bebés.

La autora principal del estudio, Dra. Agnes Sonnenschein-van der Voort, dijo “Estos resultados apoyan las estrategias actuales de las políticas de salud que promueve la lactancia materna exclusiva por seis meses en los países industrializados”. Agregó que “Se necesitan estudios adicionales para explorar el efecto protector de la lactancia en los varios tipos de asma durante la edad adulta”.

LEER: Ventajas del período de lactancia para el Bebé y la Madre

La política del Departamento de Salud holandés sostiene que los bebés deben ser exclusivamente amamantados por seis meses, política que se ajusta a las directrices de la Organización Mundial de Salud. Sin embargo, existe evidencia que la introducción de comida sólida de forma paulatina a partir de los cuatro meses podría ser beneficioso para el bebé.

El diario británico The Telegraph informó que menos del uno por ciento de bebés en Gran Bretaña reciben lactancia materna exclusiva hasta los seis meses.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)