Consejos para la cama para mujeres

A la hora del sexo es clave apelar a distintos recursos para hacer del encuentro un fogoso momento, placentero e inolvidable para ambos. Para ello, algunos consejos:

1

Tener orgasmos reales

Es mucho más frecuente de lo que se cree, que las mueres finjan el orgasmo. Esto es algo que viene de épocas remotas en las que el único cometido de la mujer durante el sexo era provocar el placer en el hombre y el suyo pasaba absolutamente a un segundo o tercer plano. Esto hoy es historia y toda mujer tiene el derecho y la obligación de sentir placer durante el sexo y alcanzar el orgasmo. Para ello, es importante que pida a su pareja aquello que le gusta, que se explore en soledad para conocerse más, que se masturbe, etc.

2

Usar lubricantes

El uso de lubricantes es muy efectivo para practicar el sexo anal y para aquellas mujeres a las que les cuesta más lubricarse. Es excelente un aliado y es muy válido su uso.

3

Estar siempre muy sexy

Para un encuentro fogoso lo ideal es vestirse muy sexy, perfumarse, maquillarse y apelar a todos los trucos para seducir al hombre. Que todos sus sentidos sean capturados: La vista: Con un atuendo muy hot, el olfato: Con un rico aroma; el gusto: Con distintos sabores, bebida o comida; el oído: Con una música suave; el tacto: Con una piel tersa, depilada, humectada, etc.

4

Darle importancia a los besos

Generalmente las parejas que ya llevan tiempo juntas, no le dan la importancia necesaria a los besos durante el sexo. Pero para optimiza y potenciar el encuentro, los besos son fundamentales, ya que los labios poseen una gran sensibilidad.

5

No ponerse límites

En la cama todo vale si ambos miembros de la pareja están de acuerdo. Poses, juegos, explorar cosas nuevas, etc. Lo mejor es dejarse llevar y sí poner el freno cuando algo no gusta. Pero no dejarse vencer o limitar de antemano por prejuicios.

6

Pensar en el otro

Si cada uno piensa en el otro, en vez de en sí mismo, ambos se verán beneficiados, complacidos y satisfechos. Tratar de provocar placer y satisfacción en todo momento, apelando para ello a todos los recursos.

7

Leer literatura erótica juntos

Para los que no gustan de las películas porno para dejar volar su imaginación y deseo, la literatura erótica es un buen recurso. Se apela mucho más a la imaginación, a la fantasía. Hay muchos clásicos como Marqués de Sade, Bukowsk, entre otros.

8

Darse tiempo para el sexo

Por más que las obligaciones, los hijos, las responsabilidades quiten tiempo y energía, es importante siempre darse tiempo para el sexo con la pareja. Esto une y fortalece el vínculo.

9

Divertirse

Ante todo es fundamental disfrutar, pasarla bien y divertirse. No tener sexo por obligación o por complacer al otro.

10

Olvidar los complejos

En el momento del encuentro con el otro, los miedos, complejos, etc., deben quedar fuera. No va eso de pensar en que no te vea desnuda o no te toque los rollitos de la panza. En la intimidad todos los prejuicios deben quedar fuera y entregarse por completo al goce.

Puntaje: 
Promedio: 4.4 (8 votos)