Prueba de fibronectina fetal

La fibronectina fetal es una proteína que favorece la adhesión del saco amniótico a la matriz y es elaborada por el cuerpo de la madre a comienzos del embarazo y hasta la semana 22 y nuevamente entre 1 y 3 semanas antes del parto.

Cuando hay síntomas de parto prematuro en mujeres que están cursando un embarazo entre las semanas 22 y 35, el médico puede indicar una prueba de fibronectina, para conocer los riesgos de que el parto prematuro ocurra y prevenirlo.

Hay mujeres que durante el embarazo experimentan síntomas de parto prematuro como ser cambios en el flujo vaginal, contracciones uterinas, dolor de espalda, calambres y dilatación cervical, presión en la pelvis. Perol no es todos los casos se produce el parto antes de tiempo y muchas llegan al término de su embarazo.

Lo que permite esta prueba es predecir el riesgo de parto prematuro, para poder actuar en consecuencia en la prevención.

¿En que casos se utiliza la fibronectina fetal?

La prueba de la fibronectina fetal se solicita entre la semana 22 y 35 del embarazo cuando hay síntomas de parto prematuro.

Cuando hay alguna de las siguientes condiciones:

  • Cérvix o cuello del útero no dilatado más de 3 cm
  • Membranas amnióticas intactas
  • Sin existencia de un cerclaje cervical
  • Sangrado vaginal débil

En que casos no se considera la realización de la prueba:

  • Desprendimiento de la placenta
  • Placenta previa
  • Rotura prematura de membranas
  • Sangrados vaginales moderados a severos

En qué consiste la prueba fibronectina

La prueba es similar a un examen de Papanicolaou. El médico recolecta una muestra de líquido de la vagina y el cuello del útero con un hisopo. Posteriormente ésta es enviada al laboratorio para análisis.

Si el resultado de la prueba indica que no hay presencia de fibronectina fetal, entonces no habría riesgo de que el bebé nazca antes de las siguientes dos semanas. Sin embargo, la prueba puede repetirse a las 2 semanas si persiste la sintomatología de parto. La determinación de cada prueba es válida solamente para los 7 a 14 días siguientes a la realización de la misma.

Si la prueba arroja resultado positivo, es decir presencia de fibronectina fetal (nivel superior o igual a 50ng/ml al término de las 22 semanas o más) hay riesgo de parto prematuro. En este caso el médico puede realizar un ultrasonido u otras pruebas para predecir las posibilidades de que se produzca un parto prematuro.

Puntaje: 
Sin votos aún