Síntomas de aborto espontáneo

El aborto espontáneo o natural es la interrupción involuntaria y natural del embarazo, generalmente, antes de las 20 semanas (entre el 50% y el 70% de los abortos ocurren durante el primer trimestre), ya que luego se considera parto prematuro, cuando el feto aún es incapaz de sobrevivir fuera del útero materno. Ocurre en un 10% y un 20% de los casos de los embarazos sabidos por la mujer.

Muchas veces el aborto espontáneo se produce sin ningún tipo de manifestación clínica, e incluso en ciertos casos la mujer puede no saber que ha padecido un aborto (sobre todo si no sabe que está embarazada) debido a que lo interpreta como una menstruación cuantiosa. Sin embargo, hay otras en que los siguientes son los síntomas más comunes que indican el riesgo de un posible aborto.

  • Pérdidas progresivas de sangre: El sangrado puede ser abundante e interrumpido, variando su color y cantidad, primero será ligero e irá aumentando progresivamente su flujo. La hemorragia puede estar acompañada de dolores abdominales, tipo menstruales. Igualmente durante el embarazo puede haber sangrado que no se asocie con un aborto. Sin embargo, es importante que ante la más leve pérdida se acuda de inmediato al ginecólogo para consultar y descartar posibles compilaciones o riesgos
  • Dolor: Fuerte, agudo y sordo dolor en el bajo vientre, similar a los cólicos o calambres abdominales, producto de las contracciones en el útero para expulsar el feto espontáneamente. También puede ser un dolor intenso de espalda parecido al del lumbago
  • Coágulos: Expulsión de coágulos de sangre por la vagina
  • Debilidad
  • Espasmos
  • Náuseas, vómitos
  • Mareos
  • Fiebre

Muchas mujeres experimentan algunos síntomas similares a los recientemente señalados durante el primer trimestre de su embarazo, y no necesariamente presentan riesgo de aborto. De todos modos, es importante darle importancia a cualquier indicio de este tipo y sospechar de aborto espontáneo, sobre todo si hay sangrado abundante; consultando al obstetra o al servicio de salud lo antes posible.

La manifestación de los dos primeros síntomas (hemorragia y dolor abdominal) puede estar indicando también un embarazo ectópico, una importante complicación que hace inviable la continuación del embarazo.

Allí te dirán cómo hay que actuar y qué conducta se debe seguir luego de realizar diversos análisis y revisiones (ecografías, ultrasonido, etc.). Si se está frente a una amenaza de aborto posiblemente indicarán reposo absoluto o dependiendo del caso puede indicarse relativo.
Luego de sufrir un aborto espontáneo retornará el período, aproximadamente, después de las cuatro semanas y se recomienda esperar unos dos ciclos menstruales antes de volver a quedar embarazada.

Prevención

  • Muchos abortos espontáneos son provocados por enfermedades sistémicas que pueden prevenirse si son detectadas y tratadas antes del embarazo
  • Las posibilidades de sufrir un aborto espontáneo se reducen si existe un control prenatal regular desde el principio del embarazo y se evita el consumo de alcohol, drogas, tabaco, fármacos prohibidos, exposición a rayos X, enfermedades infecciosas, etc.
  • La presencia de sangrado leve puede ser señal de amenaza de aborto, pero ello no significa que efectivamente vaya a ocurrir. Si aparece cualquier síntoma y se recibe atención médica a tiempo se puede evitar
Puntaje: 
Promedio: 2.9 (8 votos)