Piel seca

En los tiempos que corren, existe una infinidad de productos pensados para mejorar nuestro aspecto exterior y hacernos sentir bellos: cremas, lociones, hierbas naturales, productos de dieta y demás; sin embargo, algunos puntos débiles persisten. Tal es el caso de la piel seca, un problema bastante común pero algo difícil de solucionar a simple vista.

¿Cuáles son las causas de la piel seca?

La piel seca se produce debido a múltiples factores, como pueden ser:

  • Envejecimiento
  • Mal funcionamiento de las glándulas sebáceas que no llegan a lubricar la piel
  • Demasiada exposición al sol
  • Mala alimentación y falta de vitaminas
  • Presencia de algunas enfermedades como acné, psoriasis o hipotiroidismo
  • Factores ambientales
  • Problemas hereditarios

¿Cuáles son las características principales de la piel seca?

  • Irritación y grietas, cutis sin brillo
  • Textura fina, poros pequeños
  • Piel enrojecida y con arrugas tempranas

Ahora bien, ¿Cómo lo solucionamos?

Existen diversas opciones que pueden ser útiles para el tratamiento de la piel seca.
Recomendaciones generales:

  • Utilizar cremas o aceites por lo menos 3 veces al día
  • Tomar al menos 2 o 3 litros de agua por día
  • En caso de estar en lugares secos, incorporar el uso de humidificador ambiental
  • No usar sobre la piel productos con alcohol, como por ejemplo, astringentes
  • En caso de estar expuesto al sol, usar protector solar de factor 30 para arriba
  • Evitar el uso de jabones o perfumes fuertes
  • No bañarse durante un tiempo muy prolongado y utilizar agua más bien tibia en vez de caliente

Alimentos que ayudan

Será de utilidad incorporar a tu dieta algunos alimentos buenos para la piel seca como:

  • Carne vacuna
  • Atún y salmón
  • Nueces, lino, aceite de oliva
  • Verduras de hojas verdes, cebolla y ajo

Alimentos que perjudican

Aquellos alimentos que deberás tratar de eliminar de tu dieta, son:

    Las bebidas gaseosas

  • El café negro y el chocolate
  • Las bebidas con alcohol

La mágica Urea

La urea es un compuesto producido por el cuerpo y presente en nuestra transpiración y orina. Es muy utilizada en dermatología por su gran poder hidratante. Estudios del Hospital Universitario de Sagrat, en Barcelona, han comprobado que la Urea posee diez importantes acciones dermatológicas:

  • Hidratación cutánea: La urea es capaz de aumentar la hidratación de la piel, gracias a su capacidad de unirse al agua
  • Descamación cutánea: La urea puede quitar los estratos más superficiales de la piel
  • Acción antrimicobiana: Es capaz de combatir los microorganismos, también por su capacidad de unirse al agua
  • Transpiración: La urea puede regular el flujo de la transpiración
  • Acción queratolítica: Es capaz de eliminar el exceso de escamas de la piel, como por ejemplo, los callos plantares
  • Acción desbridante: La urea permite limpiar heridas en la piel y recomponer tejidos sin vitalidad
  • Acción antifúngica: Permite eliminar los hongos de la piel
  • Acción antiinflamatoria: Alivia las inflamaciones gracias a su acción hidratante
  • Algunos remedios caseros

    Siempre es bueno tener a mano algunas recetas naturales, en caso de no ser suficiente el uso de cremas y lociones hidratantes:

    • Aplicar jugo de sandía antes de dormir, durante 3 semanas
    • Mezclar una cucharadita de leche, una de yogur y utilizar sobre la piel en lugar del jabón
    • Realizar masajes en el rostro con papaya hervida

    Si incorporas nuevos hábitos a tu vida cotidiana, intentas comer sano, beber mucha agua y cuidar tu piel, verás excelentes resultados en poco tiempo.

Puntaje: 
Sin votos aún