Tiroides y embarazo
Foto cortesía de elparcheanticonceptivo

La tiroides es una glándula que se localiza en la zona delantera del cuello y que contribuye a regular la temperatura, el desarrollo y el crecimiento, la tasa metabólica del organismo y la sintetización de las proteínas.

Los problemas con las tiroides son de las enfermedades más habituales entre las mujeres, en los Estados Unidos cerca de 8 millones de mujeres padecen hipertiroidismo o hipotiroidismo y no lo saben o no se tratan. Cuando la tiroides produce en exceso la hormona de la tiroides se denomina hipertiroidismo y cuando produce menos de lo normal, hipotiroidismo.

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo tiene dos causas fundamentales:

  • Anticuerpos que lesionan la tiroides haciendo que produzcan en exceso hormonas
  • Utilización de esa hormona en un tratamiento para adelgazar o mesoterapia en el que se usan derivados de ella

Síntomas

  • Irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Debilidad muscular
  • Incremento de la sudoración
  • Aumento de las palpitaciones
  • Hipertensión
  • Pérdida de peso
  • Cabello quebradizo
  • Calores
  • Engrandecimiento de la tiroides
  • Problemas para dormir
  • Manos temblorosas
  • Descenso del flujo menstrual
  • Problemas de visión

Hipotiroidismo

El Hipotiroidismo se debe al mal o escaso funcionamiento de la glándula tiroides o al enlentecimiento en el proceso del metabolismo lo que tiene como consecuencia una producción insuficiente de la hormona de la tiroides.

Síntomas

  • Fatiga
  • Aumento de los períodos menstruales
  • Sensación de frío
  • Incremento de peso
  • Enlentecimiento de los latidos cardíacos
  • Estreñimiento
  • Dolores musculares y en las articulaciones
  • Problemas de memoria
  • Caída del cabello
  • Engrandecimiento de la tiroides
  • Sequedad de la piel

Los problemas de las tiroides en el embarazo

Hay mujeres que padecen de problemas de tiroides antes de quedar embrazadas, mientras otras lo desarrollan durante el embarazo o después del parto. El hipotiroidismo tiene una frecuencia de entre el 3 y 5% en las mujeres embarazadas y el hipertiroidismo un 2%.

La producción de tiroides durante el embarazo es fundamental, especialmente en el primer trimestre, ya que es cuando se desarrolla el sistema nervioso central del bebé.

Los problemas de la tiroides durante el embarazo pueden ser sumamente riesgosos sino son tratados, tanto para la madre como para el bebé. Entre las complicaciones que puede ocasionarle a la embarazada está la preclampsia (presión elevada durante el embarazo), aborto espontáneo alrededor de las 8 semanas de embarazo, problemas en el parto o en la cesárea mientras que en el bebé puede darse nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, problemas de tiroides, problemas de desarrollo del sistema nervioso, disminución de las capacidades mentales y en extremo, la muerte. Pero en general, las mujeres con estos problemas que reciben tratamiento, tienen embarazos normales y bebés sanos.

Las rutinas de análisis médicos en el embarazo no incluyen exámenes para problemas de tiroides. Por lo tanto, si la embarazada padece de este problema es fundamental que lo informe a su ginecólogo para que éste resuelva de que modo se continua el tratamiento y se ajusta la medicación. Ya que si bien la mayoría de los medicamentos para tratar este tipo de enfermedades son seguros para el bebé, existe uno que se usa para tratar el hipertiroidismo (yodo radioactivo) que está contraindicado en esta etapa

Sugerencias

  • Si existen antecedentes en la familia de problemas de tiroides es conveniente realizar un examen de sangre
  • Se deberá realizar un control médico si previo al embarazo se realizó tratamiento para problemas de tiroides
  • Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo bien controlados durante el embarazo son la mejor manera de garantizar un transcurrir normal de la gestación, del parto y del post parto
Puntaje: 
Sin votos aún