Bebés prematuros, cuidados

Los bebés nacidos prematuramente que superan un peso crítico que, generalmente, sobrepasa los 2 kilos (2.000 gramos) son dados de alta y una vez en casa con sus papás requieren de algunos cuidados más que los bebés nacidos a término. Entre ellos:

  • Cuidar la temperatura del bebé: Controlar la temperatura corporal del bebé es muy importante, ya que éstos durante los primeros tiempos tienen serias dificultades para controlarla, por ello es fundamental mantenerlos abrigados con prendas cómodas (fáciles de prender y desprender para cambiarlos sin que tomen frío) adecuadas a su pequeño tamañito
  • Sujetar con mucho cuidado su cabecita: La cabeza de todos los bebés recién nacidos debe ser tomada con mucho cuidado cuando se carga al bebé en brazos, pero mas aún cuando se trata de recién nacidos, ya que sus cuellos aún no tienen fuerza para mantener la cabeza
  • Los bebés prematuros generalmente requieren alimentación entre ocho y diez veces por día. Se aconseja no dejar pasar mas de 4 horas entre una lactada y la otra, porque el bebé corre el riesgo de deshidratarse
  • Hay en el mercado pañales especiales para bebés prematuros que son chicos para que queden ajustados a sus pequeños cuerpitos. En cuanto a los pañales ellos deberán ser cambiados entre seis y ocho veces al día, eso será un indicio de que están recibiendo suficiente alimento
  • Los bebés prematuros suelen regurgitar (devolver algo de leche) luego de mamar, pero si lo hacen con mucha frecuencia se debe consultar al pediatra, ya que puede provocar que el niño no aumente de peso
  • Generalmente se les suelen indicar vitaminas y hierro (muchas veces por un período de 1 año) a los bebés prematuros para contribuir con su crecimiento saludable
  • Si bien los bebés prematuros duermen más horas diarias que los bebés nacidos a término debido a sus necesidades de desarrollo, lo hacen por lapsos más breves de tiempo, despiertan más frecuentemente. Al igual que los bebés nacidos a término, deben ser acostados boca arriba, ya que así se minimizan los riesgos de muerte súbita
  • Los bebés nacidos prematuramente corren mayor riesgo que los nacidos a término de desarrollar problemas auditivos. Por ello, los padres deben poner especial cuidado y prestar atención a las reacciones del bebé ante los ruidos y ante cualquier duda consultar al pediatra
  • El estrabismo es más frecuente en los bebés prematuros, pero generalmente, desaparece sin mayores problemas a medida que crecen. Pero algunos bebes nacidos antes de tiempo, pueden presentar una enfermedad ocular denominada Rinopatía de la Prematurez, la que habitualmente se desarrolla en bebés que han nacido a las 32 semanas de embarazo o antes. En tal caso se recomienda que lo atienda un especialista que realizará análisis regulares para prevenir la pérdida de la visión
  • Al momento de comenzar a dar de comer al bebé alimentos sólidos, los pediatras, en general, recomiendan hacerlo a los 6 meses de la fecha en que éste debió nacer, es decir de la fecha probable de parto. Ya que debido a que el desarrollo de su capacidad para tragar aún no está maduro, pueden atorarse si se les empieza a dar sólidos antes de tiempo
Puntaje: 
Sin votos aún