Muerte subita del lactante

La Academia Americana de Pediatría (AAP) publicó nuevas directrices orientadas a reducir las muertes súbitas durante el sueño de los lactantes.

Las directrices anteriores no recomendaron el uso de ciertos tipos de almohadillas de descanso, sin embargo ahora la academia ha vetado el uso de tales dispositivos de apoyo. Las directrices establecen que no existe evidencia que las almohadillas puedan prevenir lesiones y que “existe un riesgo potencial de sofocación, estrangulamiento o entrampamiento” al ser usados durante el descanso de los lactantes.

La actualización en las directrices también incluyó una recomendación para que las mujeres den de lactar a sus infantes con el propósito de reducir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), conocido en inglés como Sudden Infant Death Syndrome (SIDS). Adicionalmente, la Academia sugirió el uso de chupones en infantes tras ser demostrado que su uso reduce el riesgo de muerte súbita en menores.

La autora principal de las nuevas directrices, y presidenta del grupo de trabajo de SMSL de AAP, Rachel Moon, indicó que la lactancia materna ha sido incorporada en la reciente versión debido a que existe evidencia de reducir el riesgo de muerte súbita entre infantes. La doctora Moon es investigadora de SMSL y pediatra en el Centro Médico Nacional de Niños en Washington. D.C.

AAP también sugirió que los bebés duerman en la misma habitación que sus padres, pero no en la misma cama, reduciendo de esta forma el riesgo de sofocación y permitiendo a los padres estar en una proximidad cercana al infante para su monitoreo o alimentación.

Desde 1992 el grupo de pediatras ha recomendado a los padres ubicar a los bebés en sus espaldas para dormir como una forma de reducir el riesgo de SMSL. Dicha recomendación ha sido acreditada como uno de los factores que ha permitido la disminución en el número de casos de síndrome de muerte súbita del lactante.

Pero a pesar de las recomendaciones brindadas, muertes por otras causas, tales como la sofocación y entrampamiento se han incrementado, por lo que la AAP incrementará el alcance de sus recomendaciones.

Las recomendaciones indican que los bebés sean colocados boca arriba para dormir sin ningún objeto aledaño dentro de la cuna o el moisés que se ajuste a las normas de seguridad vigente en los Estados Unidos. Los nuevos estándares federales para cunas entraron en efecto en junio del presente año, convirtiendo en un acto ilegal el vender o revender cunas con rejillas de caída en un costado. La nueva reglamentación también requiere de listones y somieres más fuertes.

Cerca de 2.500 bebés mueren cada año en Estados Unidos víctimas del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), cifra que se ha visto reducida de las aproximadas 4.000 muertes por año durante inicios de los noventa. Parte de la reducción en el número de muertes puede ser atribuido a sofocación y estrangulación accidental en la cuna. En 2004, cerca de 500 muertes fueron atribuidas a causas relacionadas con la sofocación, representando un incremento de 100 casos más en comparación a 1984, de acuerdo con un estudio publicado en 2009 en la revista Pediatrics.

Puntaje: 
Sin votos aún