El bebe no coge peso
Una de las señales de que el bebé se queda con hambre y por ello no aumenta de peso es su irritabilidad

Tras el nacimiento, el recién nacido es sometido a cambios drásticos. Pasa de estar en un ambiente cálido y agradable a un clima hostil al que debe de a poco ir adaptándose. Los niños no son todos iguales y algunos van ganando peso de modo muy lento, pero dentro de lo natural de la evolución. Los padres deben estar atentos y poder identificar las diferencias entre un bebé que crece a su ritmo y aquel que puede llegar a presentar algún inconveniente a tratar.

Dentro de un crecimiento normal, pero lento están las siguientes características:

  • El niño está alerta y pide ser alimentado entre ocho y doce veces al día
  • Los pañales que se le quitan están mojados y el niño es cambiado normalmente las veces acostumbradas
  • Responde a patrones de crecimiento que estén dentro de la curva normal aunque crezca muy lentamente se nota que lo hace a su ritmo

Factores que pueden ocurrir y que deben consultarse con el especialista:

  • Cuando el bebé no coge peso, ni siquiera un gramo cada día
  • No ha podido recuperar el peso perdido tras el parto, luego de dos o tres semanas desde su nacimiento
  • El peso que tenía hasta el momento ha disminuido
  • No moja los pañales o moja menos cantidad
  • El bebé vomita con asiduidad y se encuentra irritable

Datos generales a tener en cuenta en relación al peso y altura adecuados, teniendo en cuenta la tabla de altura y peso para niñas y niños:

  • Los bebés deben aumentar aproximadamente durante el primer semestre unos 650 gramos al mes
  • Se aconseja pesarlos una vez al mes y no por semana, ya que los bebés suelen tener momentos en la semana que aumentan o bajan de peso y es considerado normal
  • Entre los seis y doce meses los bebés pueden aumentar 500 gramos al mes
  • A partir de los siete meses, según lo indique el pediatra, el bebe comenzará a ingerir algunos alimentos. Se aconseja introducirlos de a poco en la dieta
  • Con respecto a la talla, los bebés suelen nacer midiendo 50 centímetros de longitud, aproximadamente, y ésta aumenta unos veinte centímetros hasta los doce meses de vida

El profesional médico evaluará el estado del niño mediante una exploración física y de creerlo necesario efectuará más pruebas específicas. La madre también será examinada, ya que una de las causas más habituales de la falta de ganancia de kilos en los bebés puede ser producto de una lactancia insuficiente. En muchos casos, la leche materna no es abundante para alimentar al niño, por lo cual se decide complementarla con otra de elaboración para facilitar la ganancia de peso y evitar problemas futuros que puedan ocasionarse en el bebé.

Recomendaciones:

  • No hay que ponerse ansioso por el crecimiento del bebé y pesarlo todos los días, ya que esta sensación será la que se le transmita
  • Continuar con las tomas diarias y estar atento a las heces y veces que el bebé orina, para poder evaluar si hay algo que no está funcionando bien
  • Si la madre tiene dudas siempre debe consultar con el pediatra. Nunca se deben considerar tonterías, ya que si la preocupación existe por algo es y siempre es mejor la consulta oportuna aunque innecesaria, que dejarse estar en una situación que luego puede agravarse y podría haberse evitado
Puntaje: 
Sin votos aún