3 meses de edad
flickr.com

El crecimiento promedio del bebé de tres meses es de 5.5 kilogramos de peso y 60 centímetros de talla. De a poco abandona el frágil aspecto de recién nacido y comienza a transformarse en un bebote, se le forman rollitos y pliegues en los brazos, piernas, cuello y está mucho más firme. Oye y ve a su alrededor y su entorno se vuelve cada vez más atractivo para él. De a poco se va interesando por objetos del ambiente tales como sonajeros, peluches, juguetes coloridos. La relación con su madre se vuelve cada vez más estrecha, en razón de que es su principal fuente de alimento y cuidados. También es esta etapa comienza a demostrar simpatía o rechazo por quien se le acerca o intenta levantarlo en brazos, ya que ahora sonríen ante un rostro amigable y viceversa.

En lo que refiere al desarrollo psicomotor del bebé de tres meses, controla la cabeza manteniéndola firme y alineada con el tronco. Cuando se lo coloca boca abajo levanta la cabeza y el tronco apoyándose en sus brazos y codos y permanece en esta posición por algunos segundos.

En este período puede colocárselo semi sentado y está posición le agradará. A esta altura ya asocia relación causa- efecto; tiene claro que llorar surte un efecto positivo, por ejemplo: alimento, que si mueve el sonajero hace ruido, etc.

Desarrolla su sistema auditivo y reacciona al escuchar un ruido, una voz, etc. buscando de donde proviene y abriendo muy grande sus ojos o, incluso, dejando de succionar si está mamando. Si oye la voz materna o alguna que le resulta conocida responde sonriendo y moviendo todo su cuerpo enérgicamente.

En esta etapa el hambre y el sueño ya están totalmente sistematizados. Y aparece el babeo y la abundancia de saliva que muchos asocian a la aparición de los primeros dientes, sin embargo, este hecho se produce debido a que produce más saliva de la que puede tragar y por ello la escupe. Vocaliza y emite sonidos manifestando alegría e imita sonidos de otros, dialoga mediante sonidos con su madre.

En cuanto al desarrollo físico, descubre sus manos (en este período ya comienza a estar abiertas por más tiempo), las mira, las junta, las lleva a la boca e intenta alcanzar los objetos de su alrededor estirándose hacia delante. Aumenta la fuerza en brazos y piernas por los que los arrolla y estira con más ímpetu y lo que las articulaciones de la cadera y las rodillas están más flexibles, al pararlo sobre una superficie, tiende a hacer fuerza hacia abajo.

Estimulación para el bebé de tres meses

  • Para estimular su sentido del tacto es bueno ofrecerle objetos de diferentes materiales y texturas para que los pueda tocar e investigar con sus manos y su boca
  • Realizar juegos cantándole y entonando algunas melodías de distinta forma para que el desarrolle la idea de anticiparse a lo que viene, entonces luego de un tiempo se comenzará a reir antes de que llegue esa parte porque ya sabrá qué viene
  • Cuando el bebé esté acostado boca abajo, realizar presión con la palma de la mano en la planta de sus pies para que se impulse hacia delante como si fuera a gatear

A medida que el bebé crece, la estimulación se va haciendo cada vez más importante. Todos los estímulos brindados al niño (visuales, auditivos, etc.) a lo largo de su desarrollo generarán en él confianza en el entorno y en sí mismo, y lo ayudaran a crecer de manera saludable

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)