Entrenamiento físico

El verano se acerca y comienza la obsesión por esos kilos de más que se ganaron durante el frío invierno. Para poder combatirlos, una guía de consejos para mejorar el entrenamiento físico y sacarle el máximo provecho.

1

Entrenar con intervalos combinando ejercicio intenso y suave

La clave está en explotar el esfuerzo de alta intensidad al máximo y combinarlo con ejercicios suaves de recuperación. Realizar unos 20 minutos de ejercicio fuerte y combinarlo con ejercicios suaves es más efectivo que realizar 1 hora entera de trabajo cardiovascular. Con los intervalos se logra mantener al cuerpo quemando calorías aún después de terminados los ejercicios.

2

Preparar el abdomen antes del ejercicio

Antes de realizar los ejercicios abdominales es aconsejable prepararlos. El trabajo isométrico es excelente para fortalecer la zona media. También es importante luego de realizar los abdominales fortalecer la zona lumbar para complementar el trabajo.

3

Realizar ejercicios de pesos libres

Son más efectivos que el trabajo de peso realizado con máquinas. Pueden usarse pelotas, barras, mancuernas. Con este tipo de trabajo se ejercitan los pequeños músculos que las máquinas no trabajan.

4

Aumentar el rango de movilidad de cada ejercicio

Al incrementar el rango de movimiento en cada ejercicio, se incrementa la eficiencia. Hacer sentadillas deben ser más profundas, abdominales que completen todo el rango de movimiento del ejercicio, especialmente al subir, lo mismo con los ejercicios para glúteos, llevar la pierna bien arriba cuando se trabaja en cuatro apoyos.

5

Bascula de pelvis para las sentadillas

Esto significa llevar la cadera para atrás al bajar como si te fueras realmente a sentar en una silla imaginaria. Con este movimiento se activan los músculos de la parte inferior del cuerpo, que rodean la espalda.

6

Hacer primero el trabajo de fuerza y después el aeróbico

Hay un estudio que sugiere que realizar primero el trabajo de fuerza y luego salir a correr, ayuda a quemar el doble de grasas. Ya que se siguen quemando las grasas del trabajo de peso durante el ejercicio aeróbico.

7

Subir colinas quema más grasas

Escalar activa un 9% más músculos lo cual implica que se quemen más cantidad de calorías y además reduce el riesgo de lesiones de rodillas.

8

Realizar flexiones de brazos

Las flexiones son ideales para trabajar los brazos. Para realizarlas correctamente hay que concentrarse en la línea del cuerpo. En mantener los abdominales y los glúteos contraídos y la espalda recta. Para aquellas que no pueden realizarlas con los pies apoyados, hacerlas apoyando las rodillas y teniendo la precaución igualmente de mantener el cuerpo rígido y recto.

Puntaje: 
Sin votos aún