bicicleta en el gimnasio

Ser mujer no es nada fácil, es probable que trabajes, tengas tu casa, uno o dos hijos, muchas ocupaciones y poco tiempo para dedicar a ti misma. Es seguro que necesitas seguir adelante con tus múltiples tareas, sin embargo, para ello necesitas de una mente descansada y un cuerpo sano y ágil. No hay muchos secretos al respecto, la manera de conseguirlo es: Llevar una dieta saludable y realizar ejercicio físico. Según estudios de la Universidad de Pittsburgh, todos los tipos de actividades cotidianas, junto a una dieta moderada, son útiles para bajar de peso.

Si te identificas con este perfil y estas deseosa de comenzar a practicar ejercicio para mantener en buena forma tu cuerpo, presta atención que aquí van algunos consejos.

Cinta o bicicleta en el gimnasio

Si cuentas con media hora libre en tu día, piensa que puedes ir al gimnasio, quizás no puedas practicar aerobics, pero puedes aprovechar ese tiempo diario para correr en la cinta del gimnasio o hacer bicicleta. Ambos ejercicios permiten liberar estrés, tonificar los músculos y quemar grasas.

Practica gimnasia en tu casa

Si no dispones de tiempo para ir a un gimnasio o salir a practicar algún deporte, aprovecha el tiempo que pasas en tu casa y realiza una rutina de media hora, si puedes todos los días, sino tres veces en semana, que incluya trabajo de bíceps y tríceps, abdominales y sentadillas.

También puedes saltar la soga durante 15 minutos aproximadamente. Para realizar tu rutina solo necesitas un pequeño espacio, una colchoneta, una soga y dos pesas de 1 kilo.

Un buen momento para realizar esta rutina es la mañana, aunque te cueste levantarte al principio para ejercitar, verás como luego de unas semanas te acostumbras.

Si eres capaz de levantarte temprano para hacer algo de gimnasia, también puedes variar entre la rutina de tu casa y salir a correr.

Camina cuanto puedas

Si en tu día, hay recorridos que puedes hacer sola, cuando vas a trabajar o cuando vuelves a tu casa, en lugar de utilizar tu coche o un medio de transporte, camina, no hay mejor ejercicio que caminar, ya que aumenta la circulación de la sangre, oxigena los pulmones y libera las tensiones.

Aprovecha las esperas

Cada vez que tengas un momento de espera, realizando un trámite o esperando un tren, aprovecha para moverte en tu lugar, camina, da vueltas por el sitio, muévete, utiliza los momentos disponibles del día para ejercitar.

Baila

Si no eres amante de las caminatas o de salir a correr, puedes ejercitar tu cuerpo a través de la danza, si dispones de al menos 1 hora, tres veces en semana, puedes asistir a una academia, si en cambio, no tienes tiempo y necesitas estar en casa, pon tu música favorita y baila al menos media hora. Bailar es un ejercicio tan completo como realizar aerobics.

Aquí no hay secretos, se trata de encontrar momentos del día, que puedan ser utilizados con mejores fines, todo vale; caminar, subir o bajar escaleras, jugar con tus hijos, andar en bicicleta, nadar; trata de encontrar un espacio propio, personal y verás que luego de un tiempo, no podrás prescindir de él.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)