El niño tímido

Las relaciones interpersonales son de suma importancia para el desarrollo infantil y el funcionamiento psicológico. Desde el relacionamiento con sus hermanos, hasta sus primeros intercambios con otros niños en la guardería y en la escuela. Así el niño va construyendo las habilidades sociales que le servirán a lo largo de su infancia y de su vida para socializar y funcionar en sociedad. Y cuando estas habilidades, por distintos motivos, uno de los cuales puede ser la timidez, no se desarrollan, el niño ve limitada su red social y ello le produce un gran sufrimiento.

La timidez es definida como un patrón de conducta que se caracteriza por el déficit en las relaciones interpersonales y la tendencia a escapar o evitar el contacto social. Puede causar un cierto malestar, pero en los primeros tiempos no incapacita ni interfiere con la adaptación social del niño.

Las principales manifestaciones en la conducta de la timidez son:

  • Ansiedad, miedo, temor ante las relaciones interpersonales
  • Falta de interacción con pares y adultos
  • Problemas de autoestima

Hay varias teorías sobre el origen de la timidez:

  • Psicobiológicas: Hay una predisposición genética:
    • En los recién nacidos se observa una diferencia en su actividad motora, irritabilidad y el tipo de reacción frente a nuevos acontecimientos
    • El tipo de carácter del niño puede determinar el tipo de comportamiento de los padres y adultos a cargo. Un niño tranquilo, inhibido, requiere de menor cuidado y atención
    • La timidez de los niños tiene una estrecha relación con la sociabilidad de sus padres. Cuanto más sociables son estos últimos, menos tímidos serán los primeros
    • Grado de inhibición frente lo desconocido, es decir que ante situaciones nuevas que requieren de sociabilidad, hay una manifestación pscicofisiológica de taquicardia, rubor
  • Aprendizaje: Deficiencia en las habilidades
    • Carecen de las habilidades que son necesarias para entablar y mantener relaciones sociales
    • El niño posee las habilidades pero le es imposible utilizarlas por ansiedad, pensamientos negativos, creencias irracionales, etc
  • Interactivas: Es la combinación de la predisposición genética con las variables interindividuales (experiencias de aprendizajes y apego) y ambientales (las interacciones tempranas son importantes para favorecer la predisposición genética o para minimizarla):
    • A través de la observación , información o del contacto directo, el niño maniaten o modifica sus habilidades iniciales
    • La carencia de habilidades sociales, va a hacer que las situaciones de interacción social se sientan como amenazantes
    • El fracaso favorecerá que el niño crea que es incapaz de afrontar los retos sociales y su conducta inhibida y tímida se verá consolidada

    Consejos para ayudar al niño tímido:

    • Identificar el origen de la timidez para tratarlo
    • Darle tiempo y confianza
    • No ridiculizarlo ni hacerlo sentir mal en público
    • No forzarlo a nuevas situaciones
    • Estimularlo a realizar actividades extraescolares que involucren la socialización
    • Contemplar la timidez del niño en el marco de su desarrollo y evolución
    • No excederse en la preocupación y tratar la timidez con la mayor naturalidad posible
    • Observar y llamar su atención sobre ideas fatalistas o reacciones exageradas
    • Hacerle saber que se lo comprende y desea ayudar
    • Entender que la timidez no es una enfermedad, es sólo un rasgo de la personalidad que sólo es negativo en la medida en que interfiere con en normal relacionamiento interpersonal y social del niño
Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)