Estrategias para amar el trabajo

Hay muchísimas personas que por un motivo u otro, porque no les gusta lo que hacen pero no tienen otra opción, porque el ambiente laboral no es bueno, no están a gusto con el trabajo que desempeñan y lo sienten como una carga, como una frustración. Es que el trabajo puede ser tanto una fuente de insatisfacciones y fracasos como de bienestar, realizaciones y logros personales.

Claro que el ideal sería que todos los individuos trabajaran haciendo aquello que aman y por ende se sintieran felices y satisfechos con ello. Pero esto, lamentablemente, no siempre sucede, por lo cual si cambiar de trabajo no es la opción que se pueda escoger, un cambio de actitud puede hacer la diferencia y contribuir para lograr un ambiente laboral agradable donde sentirse feliz.

Algunas estrategias para disfrutar más del trabajo

Actitud positiva y optimista

Esta parece ser la clave, una buena actitud y buena predisposición pueden hacer que las cosas funciones, fluyan. El pesimismo y el optimismo son contagiosos, por ello tanto los demás pueden influir con sus actitudes como viceversa y una actitud positiva y optimista puede ayudar a crear un ambiente laboral más ameno en el que todos trabajen a gusto.

Fomentar las relaciones humanas en el trabajo

Estar con personas con las que hay compañerismo, amistad, se comparten otras cosas fuera de lo laboral hace que se esté más cómodo en el lugar de trabajo y que la productividad sea mayor. También participar en proyectos laborales en grupo, estar comunicado y en conexión con compañeros de trabajo favorece el ambiente laboral.

Ser cordial y correcto con los demás

Ser amable, tener palabras agradables y de aliento para con los compañeros de trabajo, ser solidario, colaborar, ayudar a quienes necesitan una mano en determinado momento, puede hacer que se establezca un mejor vínculo y va preparando un terreno de confianza y libre de asperezas, un ámbito de trabajo más satisfactorio y productivo.

Disfrutar y dar importancia a pequeñas cosas

Cualquier detalle puede servir para sentirse productivo y pensar en lo importante que es su trabajo para la empresa, desde preparar los papeles para una reunión, hacer un trámite, una llamada telefónica para concretar una cita, etc., todo depende de la actitud con que se realice, de la energía que se ponga en cada cosa que se hace, cuando se está bien predispuesto las cosas salen mejor y se resuelven con más facilidad.

Evitar estar pendiente de la salida

Mirar permanentemente el reloj para ver cuánto tiempo falta para irse no es una buena idea, lo único que se logra es que cada minuto sea eterno y el tiempo no pase nunca. Además si se disfruta de lo que se hace no hay porque estar apurado para irse a casa, cuando se disfruta, el tiempo pasa más rápido.

Puntaje: 
Sin votos aún