Personalidad - Estereotipos
Clásica imagen de Mujer Fatal
Foto cortesía de 70.38.46.108

Los estereotipos femeninos son una imagen que durante siglos la historia, la literatura, el cine y más contemporáneamente la televisión y la publicidad han utilizado para clasificar a las mujeres según determinadas características sobresalientes, que las destacan y diferencian del resto.

Muchísimas veces esta especie de etiqueta lejos de ser benévola con el sexo femenino, lo ha castigado bastante, reduciendo su imagen a estándares muy simplistas y superfluos como la rubia tonta, la madre y esposa abnegada, por ejemplo.

Algunos estereotipos femeninos bastante comunes:

La indecisa e insegura
Jamás está muy segura de lo que quiere y nunca puede tomar decisiones por sí misma. Está permanentemente comparándose con los demás y siempre se siente un mamarracho. Es sumamente crédula y se alarma por todo. Es del tipo de mujeres que necesitan al lado a alguien (la madre, una amiga, un hombre) que todo el tiempo les diga qué hacer porque sino se encuentran perdidas. Como es tan dubitativa, antes de decidirse por un vestuario se cambia varias veces, se prueba, se pone, se saca y demora muchísimo en escoger qué se va a poner.

Mujer intelectual
La mujer intelectual es aquella mujer estereotipada como seria, de gafas, con un libro y un bolígrafo. Se preocupa poco por su aspecto personal y está abocada totalmente a la actividad intelectual. Es una mujer que está al tanto de los últimos acontecimientos políticos tanto a nivel nacional como internacional, adepta a la historia, la literatura, el arte, el cine documental, el teatro, los programas de televisión culturales, etc. Es poco tolerante y algo soberbia con quienes desconocen sobre las temáticas que ella domina e incluso podría llegar a tildar de ignorantes a quienes opinen distinto o desconozcan sobre asuntos que ella considera trascendentales.

Mujer ejecutiva
Es una mujer muy dinámica, trabajadora, profesional, que está completamente dedicada a su trabajo y esa es su prioridad número uno. Siempre luce muy elegante, impecable y arreglada porque su labor así lo requiere, tiene la capacidad de atender varios asuntos a la vez y de hacerlo con eficacia.

Mujer fatal
La mujer fatal (femme fatal) es un estereotipo de mujer hermosa, sexy, sensual, muy segura de sí misma, inteligente y ambiciosa, que ostenta estos atributos y los utiliza para conseguir aquello que desea, es un tanto manipuladora. Es la eterna amante salvaje, su vida está llena de adrenalina, por ello es también algo peligrosa. Este tipo de mujeres son devoradoras de hombres, deseadas por ellos y temidas por las demás mujeres.

Ama de casa
La ama de casa es aquella mujer que por más que trabaje fuera del hogar siempre privilegia las tareas del hogar y el cuidado de sus hijos. Es el estereotipo al que han sido sometidas durante más tiempo las mujeres por una cultura patriarcal machista y dominante en la que se asignó ese rol de tareas domésticas y cuidado del marido e hijos. Actualmente si bien las cosas se han modificado un poco, desde la publicidad se sigue apelando mucho a este estereotipo cuando se intentan vender productos de limpieza o comestibles, mostrando a la mujer en el ámbito doméstico como su hábitat natural y exclusivo, dirigiéndose a ella como la encargada principal de realizar este tipo de actividades. Es un poco el modelo de mujer ideal que cobró relevancia durante la Edad Media, que hacía referencia a una mujer hermosa, buena, sabia y dedicada. Precisamente a ese modelo de mujer apela la publicidad ya que si bien intenta vender productos para la casa, la modelo del comercial es una mujer bella, muy arreglada, maquillada y peinada a la perfección.

Materialista
La mujer materialista es aquella que mide y valora a todas por cuanto tienen y no por quienes son. Es una persona un tanto banal, superficial, fría y calculadora, cuyos temas de conversación e intereses no salen de la moda, los perfumes, las joyas, lo estético, el dinero, etc. Su mundo se limita, se reduce tan sólo a lo frívolo, no le interesa nada que sea muy trascendental y que la saque o desvíe de su foco de atención que es figurar. Hace todo por estatus, por llegar a determinada posición y en esta línea escoge a sus amistades y parejas, jamás se involucrará con un hombre que carezca de dinero y/o poder.

Fashion
Siempre está al último grito de la moda, sabe todas las novedades y tendencias. Su ropa siempre es exclusiva, de marcas conocidas. Le gustan los perfumes caros, las joyas, los zapatos y las carteras son su gran debilidad. Siempre luce impecable, su cabello, su piel, su maquillaje, todo está cuidado, hasta el más mínimo detalle. Siempre hace ejercicio, además de concurrir a clínicas de estética y cuidarse muchísimo su silueta. Le gusta lo bueno y lo caro porque cree que lo vale.

Todos los estereotipos mencionados, son tan sólo modelos, etiquetas con las que se clasifican a algunos grupos de mujeres. Algunas podrán sentirse más identificadas con unos y más alejadas de otros. Sin embargo, en general, ninguna mujer es tan simple, la mayoría posee una personalidad más compleja que abarca una sumatoria de defectos y virtudes de cada uno de estos estereotipos.

Puntaje: 
Promedio: 1 (1 voto)