Ropa premama
Fotocortesía de babble.com

No es preciso realizar un cambio radical en el estilo, sólo buscar opciones que se adapten a las nuevas necesidades del cuerpo, sean cómodas y permitan seguir luciendo elegante y a la moda.

En el mercado hay varias marcas de ropa para embarazadas que permiten a la futura mamá vestirse bien y con estilo.

Algunos consejos a tener en cuenta a la hora de elegir las prendas premamá:

Tejidos frescos

Durante el embarazo como consecuencia de los cambios hormonales, la mujer siente más calor y transpira más; por lo cual es importante que elija prendas de tejidos frescos tanto en verano como durante el invierno.

Escoger el algodón 100%, seda, lino o bambú para las prendas íntimas y que están en contacto directo con la piel como ser camisetas o remeras, que permiten eliminar el sudor.

La ropa de fibras sintéticas retienen el sudor y por ello favorece el mal olor, no es necesario eliminarlas totalmente del guardarropas, pero si limitar su uso. Dejarlas para usar por breves periodos de tiempo, ya que luego de mucho rato en contacto con el cuerpo y con el sudor, el olor a transpiración se hace insoportable.

Colores claros

A la vista los colores claros resultan como más ligeros y frescos, pero esto depende mucho de la prenda y también de la estación del año ya que en el invierno, los colores más oscuros siempre son la tendencia. Además está aquello de que los colores oscuros estilizan y en el embarazo esto puede ser necesario para hacer sentir mejor a la futura mamá.

Prendas que no aprieten

Esto es clave ya que cualquier prenda que apriete en la zona del abdomen puede perjudicar al bebé, dificultar la circulación de la sangre, por ejemplo. En los primeros meses se puede seguir llevando la misma ropa y a lo sumo llevar abierta la cremallera o el botón del pantalón, pero luego del tercer mes de gestación, ya es imprescindible el uso de ropa premamá, con cintura elástica que se adapta al crecimiento de la panza.

Hay un sinfín de marcas que cuentan con prendas con cintura elástica, desde jeans, pantalones de vestir, faldas, shorts, etc.

El calzado

Con el calzado si hay que tener mayores perecuaciones durante el embarazo y si bien los tacos en el embarazo no están prohibidos, si se debe limitar su uso. Lo mejor es usar para todos los días un taco de entre 3 y 4 cm y en lo posible optar por los que son de taco corrido que resultan más cómodos y estables.

Pantys y calcetines

Durante el embarazo es mejor usar pantys especiales para embarazadas, de compresión decreciente y con pieza elástica en el vientre. Y en lo que refiere a los calcetines, no usar con elástico que impidan la correcta circulación de la sangre, optar por los de algodón.

Corpiño

El corpiño debe sujetar pero no oprimir. Si aprieta, deja marcas (es pequeño) o al levantar los brazos se sube (es grande) no es el adecuado.

En este período deben utilizarse corpiños de tirantes anchos, que ofrezcan una buena sujeción.

Abrigos

Como ya se mencionó, como consecuencia de los cambios hormonales, las mujeres embarazadas pasan más calor, por ello aún en invierno, no es necesario que estén tan abrigadas. Además las prendas de abrigo de paño o lana pueden resultar muy pesadas sumadas al peso del útero. Por ello, lo recomendable es prendas ligeras superpuestas, que permitan quitar una o poner, de acuerdo a la temperatura.

Puntaje: 
Promedio: 4 (1 voto)