Ictericia
flickr.com

La Ictericia es la coloración amarillenta en piel, mucosa, y la parte blanca de los ojos (cristalino), debido a la acumulación de bilirrubina, cuyo nivel aumenta en la sangre. La Ictericia Neonatal es una enfermedad muy común en los bebés recién nacidos, con una tasa del 60%. Felizmente es una enfermedad que con el tratamiento adecuado desaparece sin dejar rastros ni secuelas al niño.

Causas de la ictericia neonatal

La principal causa de la ictericia neonatal es la falta de maduración del hígado del bebé, es por eso que los niños prematuros son más propensos a ella; Al estar el hígado joven le es más difícil eliminar la bilirrubina de la sangre. Algunos médicos la familiarizan con la leche materna y la lactancia aunque aún no hay nada concluyente sobre el tema.

Los síntomas y signos de la Ictericia Neonatal

El signo más notable de la Ictericia Neonatal es la coloración amarillenta en la piel del bebé, esto puede pasar desde el primer día de nacido y se puede extender los días siguientes. Debe tener en cuenta que los bebés prematuros son más propensos a sufrir la ictericia neonatal, y en estos casos puede ser más prolongada.

Esta condición no causa dolor alguno y puede ser muy fácil de curar, pero debe curarla a tiempo ya que los niveles de bilirrubina pueden causar daños cerebrales posteriores. Apenas se detecta un signo de ictericia debe acudir al pediatra. Sobre todo en los primeros 7 días de vida que es donde esta enfermedad tiene mayor incidencia. Los bebés con ictericia suelen mostrarse más soñolientos y sufren de pérdida de apetito. En casos más graves de Ictericia Neonatal desarrollan fiebre y pueden sentirse incómodos hasta el llanto insistente.

Tratamiento de la Ictericia Neonatal

El tratamiento para la Ictericia Neonatal dependerá del grado de gravedad de la misma, si es fisiológica lo más probable es que el médico especialista le recomiende tratamiento con agua para ayudar a eliminar la bilirrubina. En la mayoría de los casos lo bebés deberán ser expuestos a luces (fototerapia) blancas o azules (bili-luces), por un tiempo determinado, tiempo que determinará el doctor; de esta manera el exceso de bilirrubina en la sangre se eliminará mediante la orina.

La modernidad también ha influido en el tratamiento de la Ictericia Neonatal, hoy en día existe la opción de utilizar mantas especiales de fibras ópticas en algunos casos específicos. Si el tratamiento de la fototerapia no causa efecto en el bebé lo más probable es que se necesite hacer una transfusión de sangre aunque este método es sólo aplicable si el nivel de bilirrubina es muy alto.

Puntaje: 
Sin votos aún