"Madre Canguro"

La mayoría de los países en vías de desarrollo no pueden afrontar al elevado costo de los cuidados que requieren los niños con bajo peso al nacimiento, quienes incluso tienen que compartir incubadoras, aumentando los riesgos de infección.

Para responder a estos problemas Edgar Rey y Héctor Martínez, de Instituto Materno Infantil de Bogotá, desarrollaron en 1979 un sistema para el cuidado de los prematuros, llamado Método Madre Canguro (por estar inspirado en los canguros donde las crías permanecen dentro de la bolsa marsupial en el cuerpo de sus madres succionando cuando lo necesitan).

Este método se aplica a niños con bajo peso al nacer una vez que han superado los principales problemas de adaptación a la vida extrauterina y las posibles infecciones.

La posición canguro se mantiene hasta que el niño ya no la tolere, normalmente hacia la semana 37 de edad gestacional, y cuando regule su temperatura corporal adecuadamente.

Aquí, las madres sustituyen a la incubadora, y son quienes satisfacen de manera directa las necesidades vitales y emocionales del niño: mantienen la temperatura del bebé al menos tan efectivamente como una incubadora y también son la fuente principal de alimentación y estimulación.

Las madres canguros deben mantener el niño dentro de su ropa 24hs al día, en posición vertical, en contacto piel con piel entre sus pechos, que actúan como una fuente de calor y alimento

Los latidos cardíacos y los movimientos de la madre estimulan al bebé, contribuyendo a evitar apnea recurrente en el prematuro, y la posición vertical ayuda a evitar la broncoaspiración.

El contacto piel con piel favorece que la madre se colonice de las mismas bacterias que su hijo, y fabrique en su leche anticuerpos específicos contra ellas, aumentando la protección del niño frente a las infecciones.

Cualquier otra persona (el padre por ejemplo) puede compartir el papel de la madre cargándolo en posición canguro. Para dormir hay que hacerlo en posición semi-sentada.

El bebé puede ser alimentado en cualquier momento sin salir de la posición. La fuente fundamental de nutrición es la lactancia materna, cada vez que sea posible. Esta se puede realizar por succión directa o por administración de leche de su madre previamente extraída.

Siempre se suplementa con vitaminas. La meta es obtener una ganancia de peso al menos como la del desarrollo intra-uterino (15 g/Kg/día hasta el término).

Esta técnica permite reducir los costes y duración de la atención hospitalaria, aumenta la producción de leche, disminuye las tasas de infecciones y mejora el crecimiento, la calidad de vida, la salud y la supervivencia de estos niños.

La meta más importante en la implementación del Método Madre Canguro en una institución de salud es la humanización de la Neonatología en todos las etapas de cuidado del niño prematuro.

Puntaje: 
Sin votos aún