Errores comunes de madres primerizas

La maternidad es una materia que se aprende en la practica y nada mejor que el ensayo y error para aprender a ser mamá. Pero hay algunos consejos para las madres primerizas que pueden ayudarla a que sus errores no perjudiquen al bebé. Entre ellos no cometer los siguientes:

1

Abrigar demasiado al bebé

Los bebés recién nacidos tienen dificultades para controlar la temperatura corporal, pero ello no significa que haya que abrigarlos en exceso. En general como parámetro, se sigue un abrigo más que los adultos y para saber si está bien abrigado, se toca la zona de la panza del bebé, si está calentita está bien. Si la nuca y la cabeza le transpiran, significa que tiene calor. Es mejor climatizar el ambiente y no abrigar mucho al bebé, ya que hay una relación entre el exceso de abrigo y el riesgo de muerte súbita.

2

Esterilizar todo hasta el año

Si bien es cierto que los primeros meses de vida las cosas que rodean al bebé deben estar bien limpias y lo que lleva a su boca (chupete, biberón, etc.) esterilizado, tampoco hay que obsesionarse. Ya que la ausencia absoluta de bacterias, le impedirá al niño desarrollar sus propias defensas y será más vulnerable a las enfermedades.

3

Fomentar el silencio alrededor del bebé

Los bebés deben acostumbrarse a los ruidos ambientales de la casa cuando duermen durante el día, de lo contrario cualquier ruidito por más mínimo que sea los sobresaltará. Tampoco el extremo de subir el volumen de la música al máximo, pero si los ruidos habituales del hogar, hablar con el tono de voz usual, etc. Aproximadamente, al mes y ½ el bebé comienza a asociar los ciclos de suelo con la luz y la oscuridad y empieza a dormir más tiempo durante la noche. Por ello, es importante que perciba la luz del sol y los ruidos de su entorno durante el día para diferenciar el día de la noche.

4

Levar al bebé a la cama de los padres

Esto no es recomendable por dos razones fundamentales e importantes. La primera para evitar el riesgo de aplastar o asfixiar al bebé con el cuerpo de uno de sus padres mientras están dormidos. Segunda, porque ellos comienzan a acostumbrase y luego resulta muy difícil sacarles esa costumbre de querer pasar a la cama de papá y mamá.

5

Rapar al bebé para que el pelo le crezca con más fuerza

Según los dermatólogos no es verdad que el pelo del bebé crezca con más fuerza luego de raparlo y además al hacerlo, se corre el riesgo de que pierda temperatura corporal.

6

Impedir que los demás carguen al bebé

Si bien es cierto que es importante que antes de cargar al bebé las personas se laven las manos y coloquen una toalla o trapo limpio entre su ropa y el bebé, también lo es que es bueno que lo carguen tíos, amigos, etc. No es bueno ponerse muy sobre protectora y tener al bebé entre algodones, dentro de una cajita de cristal donde nadie lo toque. Sí asegurarse de que nadie que esté enfermo se acerque a él, para evitar contagios innecesarios.

Puntaje: 
Promedio: 4.5 (2 votos)