Panorama mundial sobre el aborto
Flickr.com

La cuestión es que en los últimos años la cantidad de abortos ha aumentado considerablemente. Actualmente, cientos de ONG’s y organizaciones de salud se la pasan hablando de temas referentes a la planificación familiar y a una mayor responsabilidad a la hora de la “reproducción”.

Estos distintos tipos de organismos suelen comunicarse con el común de la gente mediante intensas campañas publicitarias informativas que intentan brindar un poco de información sobre todas las responsabilidades que conlleva tener un hijo.

Estas campañas que advierten estas responsabilidades hacen parecer la cuestión como algo muy difícil y estresante donde fenecen para siempre las libertades de los padres.

Debido a la escasa información que las personas tienen, especialmente los jóvenes y a la realidad, cada vez más común, del fenómeno conocido como “embarazo adolescente”, el índice de población mundial ha crecido estrepitosamente, y con este crecimiento también aumentó en forma considerable la cantidad de abortos en todo el mundo.

Una postura actual de muchos gobiernos ante este intenso crecimiento de la población, especialmente la población pobre, es aplicar una especie de “control de natalidad”, brindando a los jóvenes toda la información y elementos necesarios para prevenir embarazos no deseados. Esta medida ha llevado incluso a legalizar el aborto en muchos países del mundo.

Igualmente, aunque los abortos no sean legales en todos los países, los mismos se realizan en todo el mundo ya que se sospecha de la existencia de miles de centros de aborto clandestinos. La cantidad de este tipo de establecimiento también sigue aumentando de forma descontrolada.

Un dato que hace evidente esta problemática es que en los últimos estudios y censos se demostró que el número de embarazos anuales a nivel mundial es de unos 180 millones y que, poco más de un cuarto de esos embarazos, terminan con un aborto inducido.

Otro dato alarmante es que se calcula que de ese promedio de 45 millones de abortos que se realizan por año, unos 20 millones se hacen de manera ilegal en centros clandestinos.
.
Una de las más grandes problemáticas en relación a los abortos ilegales son los riesgos de vida que corre la embarazada al practicarse la intervención debido a que se demostró que hasta un 20% de las mujeres que se practican abortos ilegales sufren severas complicaciones post-aborto.

En la actualidad prácticamente el 75% de los países del mundo han legalizado los abortos ya que son tan sólo 69 países en los que los abortos solo son avalados si la madre corre algún riesgo de vida o si el feto se encuentra sin vida.

Los abortos se clasifican en:

  • Aborto espontáneo
    Es la pérdida de la gestación antes de las 26 semanas. Ocurre cuando un embarazo finaliza de manera abrupta. Varios estudios indican que hasta el 15% de los embarazos registrados terminan con un aborto espontáneo.
  • Aborto inducido
    Es el resultado de una serie de maniobras inducidas conscientemente con la intención de interrumpir un embarazo.
  • Aborto inducido legal:
    Es exactamente igual al aborto inducido salvo por el hecho de que, en el caso anterior, el mismo se encuentra avalado por leyes despenalizadotas, en el país donde se realiza.
  • Aborto ilegal:
    Es cualquier interrupción intencional de un embarazo que no se encuentra amparada por las leyes del país en el cual se efectúe.

Cabe destacar que el aborto es una práctica que se debe tomar con mucha seriedad y responsabilidad y siempre debe de ser llevado a cabo por un especialista aprobado por el Gobierno ya que no solo se puede poner en riesgo la salud de la embarazada, sino que las consecuencias de practicarlo de manera ilegal conlleva, en algunos países, a severas penas judiciales.

Puntaje: 
Sin votos aún