Cepillado de la piel

El cepillado en seco de la piel tiene grandes beneficios: Elimina las células muertas y estimula la circulación sanguínea, suaviza la piel, la tonifica, estimula el sistema linfático, favorece así la regeneración celular y previne la celulitis. También ayuda a remover los pelos encarnados y abrir los poros previo a la depilación.

Lo importante es realizar de este ritual de belleza un hábito diario que se incorpore a otros como el baño o el ponerse crema, de modo que los resultados sean los mejores.

Lo necesario es un cepillo de cerdas suaves o una esponja vegetal y comenzar de manera a suave con masajes o movimientos circulares ascendentes durante varios minutos todos los días.

Consejos para el cepillado en seco

  • Lo mejor es comenzar con un cepillo de cerdas suaves naturales para evitar que la piel se irrite y a medida que pasa el tiempo cambiar por uno de cerdas más fuertes
  • El cepillado debe realizarse en seco, para lo cual deben estar la piel y el cepillo secos
  • Lo ideal es realizar el cepillado antes del baño, así al ducharse se eliminan todas las células muertas que se desprendieron con el cepillo
  • El cepillado debe ser realizado sólo una vez al día y en cepillar todo el cuerpo se demora, aproximadamente, unos 10 o 20 minutos
  • Comenzar el cepillado desde las palmas de las manos siguiendo con los brazos. Posteriormente pasar a los pies y desde ahí hacia arriba, finalizando con la espalda
  • Cepillar con mayor énfasis las zonas de celulitis o de granitos e impurezas como ser la espalda
  • Un consejo para humectar la piel, es luego del cepillado aplicar aceite de almendras sobre todo el cuerpo y darse una ducha
  • Evitar cepillar en seco las zonas sensibles del cuerpo como ser rostro, senos y cuello. También tener especial cuidado con las áreas donde puedan haber cortadas, heridas, grietas, etc.
  • Tras el cepillado y el baño, secar bien la piel y aplicar algún aceite esencial vegetal para humectar la piel como ser de coco, oliva o jojoba
  • Luego de unos 30 días de realizar esta práctica regularmente podrán notarse los primeros cambios
  • Las personas con hipertensión arterial o problemas circulatorios es mejor que consulten con el médico antes de realizar esta práctica
  • Una vez a la semana es aconsejable lavar el cepillo con agua y un jabón antibacterial y dejarlo secar bien antes de volverlo a utilizar
Puntaje: 
Sin votos aún