La caída del pelo

Durante el embarazo, como consecuencia de los cambios hormonales, incremento del estrógeno que favorece el crecimiento del cabello, la futura mamá luce un pelo sano, vigoroso y abundante. Este efecto positivo sobre el estado de salud del pelo, tiene su contrapartida durante el postparto. Luego del parto, un 50% de las mujeres sufren una mayor caída de su cabello, también llamada alopecia postparto, como resultado de una serie de factores que incluyen:

  • Los cambios hormonales que vuelven a producirse en esta etapa (descenso en los niveles de estrógenos y progestágenos, que debilitan el folículo piloso y favorecen la caída del cabello). Así como el incremento de las hormonas que favorecen la lactancia e influyen en el debilitamiento capilar
  • La disminución del flujo vascular hacia el cuero cabelludo
  • El estrés por la llegada del nuevo bebé: Si bien el recién nacido es un motivo d alegría y felicidad, también genera mucho estrés en la madre, sobre todo en la primeriza, al tener muchas responsabilidades que demandan atención permanente: Cambiarlo, alimentarlo, acunarlo, consolarlo cuando tiene cólicos, etc. A esto se le suma la falta de descanso por las noches, todo lo cual favorece un estado de cansancio y de estrés permanente

La caída del cabello después del parto, comienza, generalmente, a los 2 o 3 meses del nacimiento del bebé y se prolonga durante entre 6 y 9 meses. En la mayoría de los casos se tarta de una afección temporal que revierte por sí sola a medida que los niveles hormonales se normalizan. Pero cuando perdura por más de 10 meses o 1 año, es necesario consultar con un dermatólogo, ya que puede haber alguna otra causa.

¿Cómo cuidar el cabello en esta etapa?

  • Mantener una alimentación saludable que incluya vitaminas A (frutas y verduras) del grupo B (soja, pescado, pollo, aguacates, levadura de cerveza), C (cítricos), hierro, calcio y yodo que son reconstituyentes capilares excelentes
  • Lavar el cabello con productos suaves y si es preciso utilizar algún champú para la caída del pelo, masajeándolo suavemente durante el lavado para relajar las tensiones que repercuten negativamente en la caída del cabello
  • Cepillar el cabello diariamente con un cepillo de puntas redondas
  • Evitar usar el secador o usarlo a una temperatura baja y a una distancia de más de 20 cm del pelo y obviamente también el de la planchita o buclera
  • Evitar usar bandas para recoger el cabello que tiran y favorecen la caída y en su lugar optar por broches. También descartar aquellos peinados que tiran del pelo como trenzas o moños muy tirantes
Puntaje: 
Sin votos aún