La papada

Con el envejecimiento, los músculos de la mandíbula comienzan a perder la tensión, favoreciendo así la aparición de la tan odiada papada y pérdida de la definición del óvalo facial.

Si bien se puede recurrir a diversos procedimientos estéticos para eliminar la papada, primero se pueden realizar algunos ejercicios y consejos que ayudan a reducirla sin tener que pasar por el quirófano o tácticas invasivas.

Ejercicios

  • Pronunciar las 5 vocales abriendo bien la boca y diciéndolas de manera marcada
  • Trazar círculos con la lengua sobre el paladar superior siguiendo el sentido horario, manteniendo la boca cerrada y la espalda recta. Realizar 10 repeticiones 3 veces en el día
  • Comer goma de mascar ayuda a trabajar los músculos de la cara y cuello
  • Manteniendo la espalda recta, estirar el cuello para adelante y girar con lentitud la cabeza para la derecha. Mantener la posición por algunos segundos y retomar la posición inicial. Posteriormente girar el cuello para la izquierda. Repetir 10 veces de cada lado
  • Mirando hacia el frente con la cabeza y cuello derechos y la boca abierta, mover la mandíbula inferior primero hacia un lado y luego hacia el otro. Repetir 5 veces de cada lado
  • Manteniendo la boca cerrada, presionar con la punta de la lengua los dientes de arriba. Repetir 10 veces
  • Pararse con los pies separados un ancho de hombros, inclinar la cabeza hacia atrás como para mirar el techo y fruncir los labios como si se lo fuera a besar. Mantener la posición por algunos segundos. Repetir 5 veces.

Remedios naturales para la papada

Utilizar jugo de melón para tratar la zona de la papada y dejarlo actuar por 20 minutos. Sus propiedades mejoran el tono de la piel y ayudan a prevenir la acumulación de grasa en el bajo mentón. El jugo de manzana también puede servir para realizar masajes en el área.

Maquillaje para disimular la papada

Para que la papada pase desapercibida, el maquillaje es un excelente aliado. Tomar corrector o base de maquillaje y trazar una línea ancha desde debajo del mentón hasta la base del cuello. Con la ayuda de una esponja extender el maquillaje hacia ambos lados, intentando de que la zona central de la papada quede más oscura. Aplicar la base de maquillaje en el resto del rostro y terminar con un polvo de maquillaje en tonos bronce que ayudan más a ocultar la papada.

No utilizar un collar o gargantilla muy ajustada al cuello

Este tipo de collares o gargantillas destacan aún más la papada

Usar escotes amplios y abiertos

Este tipo de escotes ayudan a que se aleje la atención de esa zona.

Puntaje: 
Sin votos aún