Spa para pies

Se acerca el verano y los pies comienzan a estar más expuestos. Durante el año, con el frío, las medias y el calzado que los oculta, se les presta poca atención y al momento de exhibirlos no están tan bien como nos gustaría. Lucen resecos, los talones agrietados, las uñas muchas veces tienen hongos o están encarnadas. Por ello, unos meses antes de que llegue el calor, es bueno realizarles un spa para pies que les proporcione los cuidados necesarios para que luzcan bonitos.

Lo ideal en el cuidado de los pies es, diariamente después de la ducha secarlos bien y aplicarles una crema para mantenerlos bien humectados. Sin embargo, en la cotidianeidad con las prisas de la rutina muchas veces esto no se hace y recién nos acordamos cuando nos vamos a poner las sandalias. Es entonces donde tenemos que recurrir a un tratamiento intensivo de recuperación para poder exhibirlos sin vergüenzas.

Tips para un spa de pies

1Colocar los pies en remojo

El hecho de colocar los pies en remojo es relajante no solo para ellos sino para la mente y el resto del cuerpo. Los descansa y además ablanda las resequedades y durezas para facilitar su posterior eliminación con la ayuda de una piedra pómez o lija especial para pies. Al agua se le puede agregar sal gruesa, vinagre, bicarbonato de sodio o aceites esenciales aromáticos como el de lavanda, por ejemplo.

2 Exfoliar con azúcar y aceite de almendras

Luego del baño de pies, preparar una mezcla con estos dos ingredientes y masajearlos realizando especial énfasis en las zonas de los talones y durezas. Luego enjuagar con agua tibia y aplicar crema.

3 Exfoliar con bicarbonato y aceite de oliva

Preparar una pasta con un chorrito de aceite de oliva y unas cucharaditas de bicarbonato de sodio y masajear de la misma forma, con mayor energía en las zonas más ásperas del pie.

4 Mascarilla humectante

Luego de sacar los pies del remojo con el agua caliente, realizar una preparación de vaselina o miel y jugo de limón y aplicar sobre los pies. Cubrir con papel film y luego calcetines y dejar actuar durante 20 minutos. Posteriormente enjuagar y aplicar crema. Esto los dejará suaves y sin grietas en los talones.

Es aconsejable repetir el spa de pies todas las semanas para optimizar los resultados y lucir unos pies bonitos en el verano.

Más consejos

  • Usar zapatos adecuados
  • El uso de zapatos cerrados y en algunos casos inadecuados durante el invierno, favorece la aparición de durezas, desecamiento, grietas, callosidades, etc.

    Eduardo González Zorzano, doctor en farmacia y asesor médico de Laboratorios Cinfa, España, así lo explica:

    …el uso de zapatos inadecuados de tacón muy alto, estrechos o que impidan la transpiración provoca también dolencias importantes, como los callos o hiperqueratosis, un proceso generado por el aumento de la presión en zonas concretas de los dedos.

  • No abusar de las chanclas
  • Evitar el uso prolongado de chanclas, especialmente en trayectos muy largos, ya que no ofrecen al pie una buena sujeción, favoreciendo afecciones como la fascitis plantar o dedos en garra; limitar su uso a espacios húmedos como duchas o piscinas.

  • Usar protector solar en los pies
  • Aplicar protector solar también en la zona de los pies, ya que esta zona, aunque no nos demos cuenta está muy expuesta al sol y recibe los daños de los rayos UV.

  • No abusar del esmaltado de las uñas
  • Si bien el verano es la época ideal para lucir las uñas de los pies esmaltadas, es importante también dejarlas respirar, no abusando del uso prolongado de esmaltes.

    Francisco Matías, colegiado de honor del Colegio Oficial de Podólogos de Madrid, España, señala al respecto:

    Es recomendable llevar el esmalte por un periodo corto de tiempo para que la uña respire. Su uso no está contraindicado, pero se debe tener en cuenta que los esmaltes permanentes y semipermanentes pueden dañar nuestras uñas, dando lugar a la aparición de infecciones. Lo más recomendable es, además de limitar su uso, aplicar una base protectora antes del esmalte y eliminarlo con un producto adecuado.

Más allá de los cuidados estéticos de los pies, es también muy importante tener en cuenta las enfermedades que pueden afectarlos como hongos, callos, uñas encarnadas, lesiones y en personas diabéticas la atención debe ser mayor. En estos casos, lo recomendable es consultar al podólogo y seguir sus recomendaciones.

Puntaje: 
Sin votos aún