hells kitchen
Foto cortesía de Bibi Russell

La cara de pocos amigos del chef Gordon Ramsay, abre el juego de un show televisivo de tinte culinario que está disfrutando de un enorme éxito por estos días, se trata de Hell’s Kitchen, cuyo nombre da una pista de que cocinar ante la mirada crítica de Ramsay, no será nada fácil.
El reality show de origen americano transmitido por la cadena FOX, comenzó en el año 2005 y va por su séptima temporada, siendo el segundo programa de tv más visto en USA.

La base del programa consta de la competencia entre dos equipos de cocineros (rojo y azul), que enfrentando diversos retos, deben llegar airosos a la meta del día, para poder disfrutar luego de algunos premios como un día de spa y masajes, viajes a los mejores restaurantes del mundo y demás. Así como los ganadores degustan las premiaciones tan merecidas, los perdedores sufren algunos castigos como preparar la cena para todos, limpiar la cocina, etc.
Es claro que este tipo de diferencias entre ambos grupos, el hecho de trabajar duramente mientras el otro equipo descansa, son las que agregan picante a la historia, las que fundan el ritmo de éste y de todos los reality shows, pensados para hacer disfrutar al público de conflictos de la vida real, como si no alcanzara con los conflictos ficcionales del cine y de las series televisivas.

En un día cualquiera de Hell’s Kitchen, es necesario, por ejemplo, brindar una gran cena de gala para 100 personas, con un tiempo estricto para prepararla y luego para servirla, afrontando en medio situaciones como que algo se queme, que una torta de tres pisos se tambalee o que cualquier plan falle, debiendo resolverlo en el instante, con los gritos nerviosos de Ramsay de fondo.
Es lógico pensar que en el camino de la competencia van quedando cocineros eliminados y la carrera se vuelve tanto más ardua y emocionante.
Junto a Gordon Ramsay, componen el temido jurado de Hell’s Kitchen: El Maitre Jean-Philippe Susilovic; el Sous Chef Scott Leibfried; y la también Sous Chef Andi Van Willigan.

Por su parte, la mayoría de los concursantes cuenta con experiencia en el mundo gastronómico, aunque cada uno de ellos debe brindar lo mejor de sí en el concurso, si no quiere salir disparado de allí como una bala.
La séptima temporada de Hell’s Kitchen comenzó con 16 concursantes y ahora va por los 8, habiendo sido la última en despedirse del programa, la joven chef ejecutiva oriunda de Philadelphia, Siobhan Allgood.
El desafío del último programa fue crear un delicioso sándwich gourmet en apenas 30 minutos, como resultado de esto, el equipo rojo perdió y debió preparar mantequilla de maní casera, en cambio, el triunfante equipo azul pudo disfrutar de una degustación de vinos en una bodega.

Aquellos amantes de la cocina que no puedan llegar a las puertas de Hell’s Kitchen, a no desilusionarse, dado que pueden vivir la experiencia de manera virtual a través del videojuego del programa, que permite recrear todas las sabrosas escenas del reality show.

Más allá del picante que necesitan los programas de tv para lograr ser vistos por una gran cantidad de audiencia, más allá de los desafíos, discusiones y eliminaciones, Hell’s Kitchen se plantea como un programa educativo, que significa unas buenas clases de cocina, para aquellos que aman la mágica conjunción de aromas, la creativa invención de nuevos sabores.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)