La biopsia corial

Dentro de las pruebas de diagnóstico que se realizan durante el embarazo, existe la denominada Biopsia corial o biopsia de las vellosidades coriónicas.

Esta prueba se realiza entre las 11 y las 23 semanas y para su realización, es necesario extraer una pequeña porción la placenta.

El bebé y la placenta provienen de la misma célula, por lo que para su análisis el tejido de la placenta es fundamental.

¿Cómo se realiza?

Para su realización, se colocará sobre el abdomen una pequeña cantidad de anestesia y se introducirá una aguja fina por el abdomen hasta la placenta a fin de tomar una muestra de las vellosidades.

Esta prueba analiza el análisis cromosómico que arrojará el diagnóstico de Síndrome de down así como otras alteraciones menos habituales. Los resultados se obtienen una semana después de la realización de la prueba. La certeza de los resultados obtenidos se sitúa en un 99%,

Síntomas posteriores

Durante los días siguientes a la realización de la prueba, puede sentir un leve malestar abdominal para el cual le recetarán un analgésico sencillo. Consulte a su médico si presenta fiebre o síntomas adicionales.

Riesgos asociados

El riesgo de pérdida de embarazo asociado a la biopsia corial, se sitúa al igual que en la amniocentesis entre un 1% y un 3%.

¿Cuándo se realiza?

Al igual que la amniocentesis, la biopsia de corion o biopsia corial es una prueba que se realiza en supuestos muy específicos, esto es; no todos los embarazos se someten a este tipo de pruebas de diagnóstico.

La biopsia coriónica se realizará en los siguientes supuestos:

  • Embarazos tardíos
  • Embarazos previos de hijos nacidos con síndrome de down o alguna malformación adicional
  • Antecedentes familiares
  • Embarazos considerados de alto riesgo

Conclusiones, pruebas de diagnóstico invasivas ¿si o no?

La realización de este tipo de pruebas queda a discreción de la paciente, si bien ante una recomendación de su médico tratante de realizarla, le sugerimos que siga siempre sus indicaciones, los riesgos inherentes a la prueba son mínimos en comparación con el beneficio que reporta conocer precozmente el estado en el que se está desarrollando su futuro bebé.

Puntaje: 
Sin votos aún