Piercing de bebes
http://www.cowpok.com/

Cada vez se está haciendo más frecuente entre los aficionados a los piercing el colocárselos a sus bebés e hijos pequeños. Si bien culturalmente ya hace décadas que se usa la práctica de perforar el lóbulo de la oreja a las niñas para colocarles pendientes y diferenciar así a la niña del varón; ello no quiere decir que sea lo mejor para la salud del bebé.

Son varios los que están en contra de la perforación de las orejas de las niñas, ya que argumentan que se las expone a una situación traumática innecesaria, favorece el desarrollo de infecciones, con el crecimiento y el tiempo puede agrandarse el orificio o abrirse por completo y quedar estéticamente feo. Además sostienen que sean las niñas una vez que tengan voluntad, las que decidan si desean o no llevar pendientes en sus orejas.

Pero lo cierto es que esta práctica viene realizándose hace muchísimos años y, generalmente, por personas especializadas (enfermeras, por ejemplo), que toman todas las medidas sanitarias de precaución y sólo perforan las orejas de bebés y niñas pequeñas. Sin embargo, los piercing se suelen colocar en sitios donde se atiende a público de todas las edades (adultos, jóvenes, adolescentes, etc.), donde además se suelen hacer tatuajes y no siempre son de los más confiables, ni toman medidas asépticas 100%.

Además los piercing colocados en distintas partes del cuerpo del bebé o niño pequeño como ser cejas, nariz, legua o labios, pueden favorecer el enganche o mismo el intento del propio niño o algún amiguito como travesura, de tirar de él y provocar una herida.

La colocación de piercing en bebés y niños puede traer las siguientes consecuencias negativas:

  • Infecciones y abscesos como consecuencia de la realización de la perforación con escasez medidas de asepsia o de la inmadurez del sistema inmunológico del niño
  • Dermatitis: Inflamación cutánea
  • Queloides: Lesiones en la piel
  • Lesiones como consecuencia del enganche del piercing
  • Estrés postraumático
  • Temor futuro a inyecciones y vacunas
  • Problemas de coagulación
  • Contagio de VIH o hepatitis C
Puntaje: 
Promedio: 2.3 (3 votos)