Disciplina de los niños

La disciplina de los niños es uno de los temas que más preocupa a los padres y sobre el cual puede llegar a ser más difícil establecer acuerdos. Pero es muy importante que en los grandes temas haya acuerdos y modo similares de crianza para no confundir a los niños. Ya que según los expertos, aquellos niños cuyos padres tienen estilos muy diferentes de crianza son más propensos a presentar problemas de comportamiento.

El primer paso para establecer estrategias que funcionen, es sentarse a conversar buscando acuerdos sobre los puntos básicos de la educación de sus hijo

1

Hablar sobre la forma en que fueron disciplinados por sus padres

Para los padres, hablar sobre la forma en que ellos mismos fueron disciplinados funciona para buscar la mejor forma de disciplinar a sus hijos. De esta forma se busca no cometer los mismos errores que no funcionaron con ellos y aplicar aquellas cosas que sí. Además de esta forma ambos conocen el estilo de crianza del otro y saben qué esperar.

2

Conversar abiertamente acerca de las objeciones sobre el estilo de crianza de cada uno

Es bueno que cada padre pueda plantear abiertamente y sin censuras sus objeciones sobre la forma de crianza del otro y así buscar consenso.

3

Ponerse de acuerdo en temas claves y respetar las reglas impuestas

Para no confundir a los niños, ser coherentes y lograr la disciplina buscada, es fundamental establecer acuerdos en temas de importancia. Por ejemplo los horarios, las rutinas, las sanciones por no cumplir las reglas, etc. De este modo es menos probable que los hijos manipulen la situación a su favor, lo cual a la larga los perjudicará mucho para la vida.

4

No desautorizar ni criticar la forma de disciplinar del otro delante de los hijos

Esto es un error enorme pero muy frecuente. Al hacerlo el padre que está siendo criticado queda absolutamente desautorizado y desacreditado frente a los niños. Y cuando tenga que marcar algo en el futuro, los niños no lo respetarán. Si hay alguna cosa con la que no se está de acuerdo, lo mejor es hablarlo siempre en privado.

5

Cuando los hijos se aprovechan de las fisuras entre los padres en tema de disciplina para su beneficio

Como ya se mencionó antes, el que ambos padres estén de acuerdo y actúen en equipo en la educación y disciplina de los hijos es fundamental para el bienestar del niño. Cuando esto no ocurre, es frecuente que el niño trate de aprovecharse de la situación y plantear enfrentamientos entre ambos padres. Por ejemplo, mamá me deja comer dulces entre comidas, mamá me dijo que podía, etc. Antes que nada es importante conocer la opinión del otro y recién ahí autorizar o no al niño a hacer tal o cual cosa. Para ello, cuando el niño intenta poner a su padre o madre en un aprieto, responderle primero voy a consultarlo con tu madre o padre y después te respondo.

Conclusiones

En lo que refiere a la disciplina lo que se debe buscar siempre es el interés superior del niño. Es decir lo que más lo beneficie y eso no es que vea como sus padres discuten sobre cuál es la mejor forma de educar. Sino ser coherentes y trabajar en equipo para educar y disciplinar a los hijos saludablemente.

Puntaje: 
Sin votos aún