Síndrome de Sheehan

Se trata de una afección muy poco común, un tipo de hipopituitarismo, que es consecuencia del infarto de la glándula pituitaria por schok hipovolémico o hemorragia severa asociada al parto. Puede aparecer en una mujer que padezca una grave hemorragia durante el parto. Un intenso sangrado durante el parto, puede causar la muerte del tejido en la hipófisis, lo que puede llevar a que esta glándula pierda la capacidad de funcionar normalmente.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, las hemorragias durante el parto son las causantes del 25% de las, aproximadamente, 500.000 muertes por año de mujeres durante el embarazo, el parto y el postparto. El África es la causa de cerca del 34% de las muertes, en Asia del 31% y en América Latina y el caribe del 21%.

La hemorragia uterina es una de las preocupaciones mayores luego del nacimiento del bebé; la madre pierde cerca de ½ litro de sangre en el parto, porque los vasos sanguíneos sufren un desgarro al separarse la placenta del útero. Las contracciones son las que posibilitan que los vasos se cierren, pero si la pérdida de sangre es muy grande o queda una parte de la placenta adentro, el útero no se contrae.

Gracias a las mejoras en la atención médica a las mujeres embarazadas, este síndrome es muy poco frecuente en la actualidad.

Factores de riesgo

Los siguientes constituyen factores de riesgo para sangrado durante el parto y síndrome de Sheehan:

Síntomas

  • Fatiga
  • Pérdida de vello púbico y axilar
  • Incapacidad para la lactancia
  • Ausencia del sangrado menstrual
  • Baja presión arterial

Es probable que a excepción de la incapacidad para amamantar, los demás síntomas no aparezcan sino hasta varios años después del parto.

Tratamiento

El evento agudo debe ser monitorizado en unidad de cuidados intensivos. El tratamiento abarca terapia de reemplazo hormonal con progesterona y estrógenos. Estas hormonas deben tomarse por lo menos hasta la menopausia. También incluye hormonas suprarrenales y tiroideas, las que deben tomarse de por vida.

Pronóstico

Cuando el diagnóstico y el tratamiento son tempranos, el pronóstico es muy bueno.

Complicaciones

Esta afección sin tratamiento es potencialmente mortal.

Prevención

Puede prevenirse la hemorragia intensa durante el trabajo de parto con una adecuada atención médica.

Puntaje: 
Sin votos aún