Recetas balanceadas

La introducción en la alimentación del bebé de alimentos sólidos, es necesaria a partir del sexto mes de vida (dependiendo del pediatra), porque la leche materna ya no cubre todas las necesidades nutricionales que éste requiere. Aunque la edad de comienzo de incorporación de alimentos en forma de papillas es muy variable pudiendo ser desde los 4 meses.

La incorporación de papillas debe ser progresiva comenzando por alimentos molidos con predominancia de hidratos de carbono, luego se pasa a los aceites o lípidos y, finalmente a las proteínas.

Cabe destacar que las proteínas suelen ser los alergenos alimentícios por excelencia por lo que la ingesta de algunas de ellas pueden desencadenar reacciones alérgicas que deben evitarse.

Así, que a los 4 meses se comienzan con papillas de calabaza o zapallo, zanahoria. Luego se le agrega aceite crudo y alternando el origen del mismo para que aporte diferentes tipos de ácidos grasos insaturados que resultan esenciales para la nutrición del bebé. A los 5 meses, se le agrega la papa o patata en forma de puré. Todas las preparaciones sin sal. En tanto que las primeras proteínas de origen animal se comienzan a suministrar a los 6 o 7 meses (pollo y res), el pescado deberá esperar hasta los 12 meses por tener posibilidad de alergia.

Hay pediatras que recomiendan darle primero el puré de frutas y luego, a la semana por ejemplo, agregar el de verduras. También se aconseja, agregar de un alimento a la vez, para identificar si alguno produce alergia o intolerancia.

Que el bebé empiece a comer, les va a significar mayor trabajo a los padres. Requiere paciencia y dedicación, ya que el bebé no va a aceptar de una vez todo lo que se le ofrezca. Para él todo es nuevo y necesita tiempo para acostumbrarse paulatinamente a estos nuevos gustos.

La consistencia de los primeros alimentos que se ofrezcan al bebé, no deben ser ni de papillas líquidas, ni de muy espesas. Si bien hay que ser cuidadoso con que el tamaño de la comida para que el bebé no se atragante, es importante que aprenda a incorporar poco a poco los sólidos. Y si estos se licuan o procesan demasiado, nunca logrará tolerar otra consistencia que no sea la líquida.

A comer se aprende, Comer es un hábito que se adquiere desde la más tierna infancia. El pasar de ser de ser exclusivamente lactante a incorporar alimentos sólidos a la dieta es un proceso, una transición, que el bebé debe ir haciendo junto con sus padres. Dar a un bebé de comer, además de satisfacer una demanda fisiológica, es un acto de amor que empieza mucho antes de sentarse junto a él con el plato y la cuchara. Comienza con la correcta elección, higiene y elaboración de los alimentos. Con los sabrosos aromas provenientes de la cocina materna, que se eternizan en la memoria para toda la vida.

Una vez alcanzados los 10 meses, se puede poner en práctica las 5 nutritivas recetas siguientes para preparar papillas:

    Imagen
  1. Pastel de harina de maíz (polenta) con jamón y mozzarella
  2. Ingredientes

    100 grs. de harina de maíz
    100 grs. de jamón sin sal preferentemente
    100 grs. de mozzarella
    Queso rallado a gusto no picante

    Procedimiento

  • Cocinar la harina de maíz en agua hirviendo y retirarla del fuego una vez que esté cocida, la consistencia debe ser más bien durita
  • Aceitar una asadera, y esparcir la mitad de la harina de maíz. Sobre ella colocar las fetas de jamón y posteriormente las e mozzarella
  • Proceder a poner la otra mitad de la harina de maíz, espolvorear con queso rallado y llevar al horno para que gratine
  • El resultado es un sabroso y nutritivo pastel. Y es una forma distinta y más apetitosa de presentar la harina de maíz
  • Arroz con pollo y salsa blanca
  • Ingredientes

    ½ taza de arroz
    50 grs. de pechuga de pollo
    Salsa blanca

    Procedimiento

    • Preparar el arroz como se hace habitualmente
    • Por otro lado cocinar el pollo (hervido o a la plancha) y agregárselo al arroz
    • Preparar la salsa blanca e incorporarla a la preparación anterior
    • Servir calentito

    Imagen

  • Fideos con jamón y salsa blanca
  • Ingredientes

    Fideos secos a gusto
    100 grs. de jamón
    Salsa blanca a gusto

    Procedimiento

    • Preparar los fideos de la manera habitual
    • Picar el jamón en cubitos
    • Realizar una salsa blanca no muy espesa
    • Una vez que los fideos y la salsa blanca estén listos, incorporar el jamón a a la salsa blanca y posteriormente esta preparación a los fideos
    • Espolvorear con queso rallado
  • Crema de vainilla (para el postre)
  • Ingredientes

    2 cucharadas de almidón de maíz
    ½ litro de leche
    3 cucharadas de azúcar
    1 cucharadita e vainilla

    Procedimiento

    • Disolver el almidón de maíz en un poco de leche, colocar en una cacerola y agregar la leche restante, el azúcar y la vainilla
    • Cocinar a fuego lento, revolviendo constantemente hasta que el almidón de maíz se cocine y comience a espesar
    • No dejar de revolver porque se quema y pega en el fondo de la olla
    • Apagar el fuego cuando se obtenga una consistencia cremosa
    • Esperar a que enfríe para servir
  • Puré de verduras, espinacas y carne de vaca
  • Ingredientes

    1 papa chica
    1 zanahoria chica
    Un trozo pequeño d zapallo
    Espinaca
    Un bife de carne vacuna
    Aceite

    Procedimiento

    • Pelar y lavar muy bien las verduras
    • Cortarlas y hervirlas hasta que estén bien cocidas
    • Por otro lado, cocinar el bife de carne a la plancha
    • Una vez que todos los ingredientes estén prontos, realizar un puré pisando con el tenedor las verduras y deshaciendo muy bien la espinaca
    • Picar la carne en trocitos pequeños y mezclar con el puré. Rociar con un chorrito de aceite y servir
    Puntaje: 
    Sin votos aún