La lactancia podría proteger al bebé contra el síndrome de muerte súbita

Otro de los beneficios de la lactancia que se ha descubierto recientemente es que podría brindar protección contra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Investigaciones recientes publicadas en la revista Pedriatics muestran que los niños que fueron amamantados tenían un 60% menos de probabilidades de sufrir de muerte súbita, en comparación con los bebés que no recibieron leche materna. Este efecto protector es mayor cuanto mayor haya sido el tiempo en que el bebé se alimentó con leche materna.

"La lactancia materna de cualquier duración es de protección contra SMSL", explica el investigador Fern Hauck, perteneciente al departamento de medicina familiar de la Universidad de Virginia.

Los investigadores dicen que hay muchos beneficios físicos y emocionales de la lactancia materna que han sido comprobados, sin embargo, no han llegado a una conclusión acabada y definitiva acerca de su protección contra SMSL. Algunos estudios lo aseguran y otros no.

En el estudio llevado adelante por Hauck, los investigadores identificaron 288 estudios sobre el SMSL y la lactancia materna realizados entre 1966 y 2009 y redujeron su análisis a 18 estudios que cumplieron con los criterios básicos de calidad de investigación.

El análisis de los resultados de esos 18 estudios mostró que los bebés que recibieron leche materna tuvieron una probabilidad de muerte súbita 60% inferior.

La lactancia materna exclusiva, sin el empleo de leche de fórmula parece proporcionar los mayores beneficios. De acuerdo con el análisis de los investigadores, el riesgo de muerte súbita entre los bebés que recibieron exclusivamente leche materna fue 73% menor.

Los investigadores agregan que hay varias razones biológicas que influyen en este asunto, por ejemplo, los bebés amamantados se despiertan más fácilmente del sueño que los bebés alimentados con fórmula.

Además, la lactancia materna proporciona anticuerpos conocidos como inmunoglobulinas que pueden ayudar a proteger a los bebés de infecciones durante el período en el que se encuentran en mayor riesgo de padecer SMSL.

Los investigadores dicen que los resultados sugieren que es recomendable amamantar a los lactantes y este consejo debería ser incluido en la información que se brinda a las mujeres embarazadas.

Fuente: Web MD

Puntaje: 
Sin votos aún