Snacks bajas calorías

Tal vez por aburrimiento, estrés, por no haber podido hacer una buena comida en el día o por el motivo que sea, en ocasiones, experimentamos un ataque de hambre que suele resolverse con lo primero que encontramos en la heladera. Esa fugaz tentación puede ser muy perjudicial para la dieta equilibrada de cualquier persona, por lo que se recomienda no comer lo que está al alcance, sino disfrutar de snacks bajas calorías, sin culpas y en cualquier momento del día.

A continuación veremos algunas opciones de snacks, todos con no más de 200 calorías, los cuales saciarán al instante su sensación de hambre y le permitirán continuar el día con energías:

Arándanos y yogur griego

Si por la mañana tiene tiempo, pase por la verdulería o el mercado, compre una buena cantidad de arándanos frescos y resérvelos para luego prepararse un delicioso snack. Simplemente necesita verter en un bol yogur griego bajas calorías (elija una buena marca) y algunos arándanos. Esta colación saciará su apetito en la oficina o en su casa.

Zanahoria y hummus

Se trata de un aperitivo sumamente nutritivo, ideal para ser consumido en cualquier momento del día. Al hummus puede conseguirlo en una tienda o bien prepararlo con puré de garbanzos, sal, limón y ajo. Luego podrá acompañarlo con algunas zanahorias baby.

Queso cottage con trozos de ananá

Para hacer esta preparación solo necesita elegir un queso cottage de buena calidad, verterlo en una taza y cortar encima trozos de ananá fresca para otorgar sabor y textura a la mezcla. La nutricinonista Cindy Whitmarsh asegura: "La proteína del queso cottage ayuda a equilibrar el contenido de azúcar de la piña por lo que se mantendrá satisfecho por más tiempo".

Huevos rellenos

La nutricionista Joanna Dolgoff asegura: "Es completamente seguro comer un huevo cada día", por lo que se puede acceder a este interesante snack realizando un relleno bajo en calorías para el huevo como queso crema y cebolla de verdeo o cilantro y yogur.

Queso y peras

Este aperitivo es delicioso y combina los sabores dulce y salado a la perfección. En un recipiente pequeño puede servir una pera cortada en trozos junto a un rico pedazo de queso descremado.

Sandwich de mermelada

Otra rica preparación para salir del apuro en el momento es el sandwich de mermelada, claro que debes conseguirte un pan integral y una mermelada light de cualquier sabor.

Vegetales crudos y aderezo

Se trata de un aperitivo sumamente sencillo que a la vez aporta gran cantidad de nutrientes, recuerde que hay que comer vegetales y frutas durante el día. Para prepararlo solo deberá lavar y cortar vegetales como zanahorias, tomates, lechuga, y demás, y acompañarlos con un rico aderezo hecho a base de queso crema, mayonesa o simplemente aceto blsámico y aceite de oliva.

Guisantes y queso rallado

Se trata de una opción rápida que puede llevar a cualquier parte, simplemente debe verter en una bolsa de plástico un puñado de guisantes y añadir encima algo de queso rallado. Luego podrá comer este snack salado en cualquier momento del día.

Puntaje: 
Sin votos aún