Mucho se habla acerca de la crisis o de la comezón de séptimo año de casados. Se trata de una crisis que experimentaría la pareja luego de pasado ese período de tiempo, en la que comenzaría a tambalear la relación y podría terminar en muchos casos en el divorcio. De hecho hay una película estadounidense de 1955, una comedia protagonizada por Marilyn Monroe titulada “La comezón del séptimo año”, en la que la temática central es esta.

Si bien no siempre la crisis ocurre efectivamente a los 7 años, sino que puede darse antes o después. Cada vez son más las parejas que se casan y duran muy pocos años juntas. Lo cierto es que en algún momento indefectiblemente la crisis sucede.

La psicoterapeuta sexual Patricia Espinoza explica la crisis matrimonial de los 7 años de la siguiente manera:

Se comienza a perder ese “encanto”. La época en la que todo nos parecía positivo del otro o de la otra va desapareciendo.

La licenciada en Psicología María Gabriela Pedrotti, coordinadora supervisora y docente del Centro Dos (Centro de Asistencia y Docencia en Psicoanálisis, de Buenos Aires, Argentina), explica que entre los muchos factores que pueden explicar la crisis están:

…uno se encuentra con el otro en un momento donde privilegia ciertas cosas y el paso del tiempo lo hace cambiar.

Con respecto al por qué esta crisis ocurre a los 7 años la profesional se expresa de la siguiente manera:

No podría decir que sí o sí va a ocurrir a los siete años de conocerse o convivir, sí es de destacar que se trata de un tiempo (siete años) suficiente para darse cuenta que la pareja no era la panacea que se creía.

La crisis del séptimo año se adelantó

Hay especialistas que señalan que la crisis de los 7 años se adelantó y ahora ocurre a los 4. Así lo explica la psicóloga y terapeuta de pareja, directora del Centro Desarrollos Sistémicos Susana Muñoz Aburto:

…la que llamaban del ‘séptimo año’, ya no tarda tanto. Hoy suele presentarse, más o menos, en el cuarto año. Esta vivencia tiene que ver con que, generalmente, el encantamiento inicial se establece en la fantasía de fusión. El enamoramiento tiene derivadas corporales tremendamente poderosas: la cascada hormonal que te acerca al otro y te hace perteneciente a la misma monada, eso es fantasía de fusión. El ser humano proyecta en el otro todo lo que no tiene en sí mismo, en la idea de que si el otro lo tiene, yo no voy a necesitar recorrer esas rutas.

El fundador y CEO de la red de citas extramaritales www.AshleyMadison.com Noel Biderman comparte su experiencia en el tema:

Al tercer o quinto año de matrimonio tanto los hombres como las mujeres suelen tener un 'affair', o sea, son propensos a ser infieles en ese tiempo. Incluso es posible que durante el primer embarazo de una pareja se suscite una aventura.

¿Es más frecuente en mujeres u hombres?

Suele decirse popularmente que el hombre sólo deja a su esposa cuando hay otra mujer. Sino, suele estar cómodo en el matrimonio y por más que existan cosas que no funcionen bien, sigue adelante. Sin embargo, las mujeres suelen ser más inquietas y buscar la plenitud. Así lo entiende el sexólogo Adriano Cordero.

Según él la crisis del séptimo año es más común en las mujeres que los hombres y explica por qué:

La mujer lleva el peso de toda la relación, la casa, los niños, las obligaciones, por eso tiende a sentir que necesita un aire, un espacio para encontrarse, para saber si lo que está viviendo es lo que realmente quiere. El hombre no, porque él nunca se desentiende totalmente de su vida de soltero, por lo tanto, no va a sentir nunca el deseo de separarse de su mujer si siente amor por ella. En cambio, la mujer sí.

Cómo superar la crisis

Es importante entender que una crisis no siempre es algo malo, ya que muchas veces ella marca un comienzo, un cambio positivo y favorable que enriquece a la pareja. En este sentido quienes entiendan la crisis como una oportunidad podrán salir adelante y fortalecidos de la misma, con nuevas herramientas para afrontar lo que venga.

Adriano Cordero sugiere para superar la crisis:

La clave está en que uno de los dos mantenga la cabeza fría durante el tiempo de crisis, que decida empezar el plan de reconquista y pasión. Pues, en muchos casos, el amor está, sólo hay una confusión que se puede vencer.

María Gabriela Pedrotti aporta una visión muy interesante sobre las crisis de pareja:

Hay que pensar que existen nuevos caminos y que no siempre que se está mal con la pareja hay que separarse de la persona, sino a veces de lo que hay que 'divorciarse' es de formas de vivir o pensar, lo cual no implica cortar con la persona.

Muchas veces alguien se separa de una persona y con otra vuelven a surgir los mismos interrogantes, porque en realidad lleva la misma vida.

Puntaje: 
Sin votos aún