El postparto y los loquios

Cuando vuelve la menstruación, luego de haber estado tanto tiempo sin tenerla, es un indicio de que los valores hormonales regresan a la normalidad.

¿Cuándo debe restituirse la menstruación? ¿Es normal no menstruar hasta los 6 meses del bebé? Las variables para ello están dadas en la lactancia. La prolactina inhibe el proceso de ovulación por lo que hay una relacción directa entre la lactancia y el retorno al ciclo menstrual.

Las mujeres deben concentrarse en vivir un período postparto lo más relajado posible, donde intente preocuparse simplemente de la relación con su nuevo hijo y en la recuperación y vuelta a la normalidad de todos sus procesos fisiológicos, entre los cuales está la vuelta del periodo menstrual, lo que marca, psicológicamente hablando, la llegada de una nueva etapa como mujer.

Aún cuando no existen por regla general problemas asociados al período postparto, es factible que existan complicaciones:

  • Episiotomía: Los puntos pueden infectarse
  • Picazón, ardor al orinar
  • Incontinencia
  • Estreñimiento
  • Hemorragia o loquios exagerados
  • Adherencias
  • Entuertos muy dolorosos

Estas complicaciones están relacionadas directamente a la restitución del canal de parto luego del mismo. Los “loquios” que son secreciones vaginales que cumple con la función de evacuar todos los restos de revestimiento del útero que se han formado durante el embarazo, así como también la secreciones que quieran producto de la cicatriz tras la expulsión de la placenta.

Deberán las actuales madres observar con absurda tranquilidad como estos llamados loquios aparecen constantemente pero varían su color:

  • Color rojo intenso en los primeros días después del parto
  • Color cada vez más oscuro
  • Luego se torna amarillento

El organismo puede funcionar poco a poco con absoluta normalidad después de afrontar un embarazo de nueve meses. Al menos se necesitan de 20 días para poder estar seguros de que estas famosas secreciones han desaparecido y el proceso se ha completado, sin embargo tal y como era de esperarse pueden surgir ciertas complicaciones quien va a la tener presentes para así evitar cualquier riesgo innecesario.

Pueden extenderse hasta en seis semanas el proceso en donde la mujer bota del organismo todas las secreciones y restos que han quedado por la expulsión de la placenta.

Luego del parto queda una cicatriz en el útero, hay que tener cuidado si presentan loquios de mal olor o si la pérdida sanguínea continúa de forma abundante aún cuando ya han pasado 15 días desde su inicio.

Durante el periodo por el cual se atraviesa con secreciones vaginales (loquios), no se pueden usar “tampones”, ello principalmente para evitar cualquier tipo de foco infeccioso, siempre recomendable el usar compresas de gran tamaño que deberán cambiarse con mucha periodicidad.

Puntaje: 
Promedio: 3.3 (3 votos)