Joven mirando teléfono móvil

El bullying es un problema que ya hace años es abordado por las autoridades de la enseñanza, profesionales de la salud y padres de niños y adolescentes. Pero el viejo y conocido “acoso escolar” cobra otro escenario y otras dimensiones gracias a la expansión de Internet y las redes sociales.

El psicólogo José Antonio Luengo, miembro del equipo para la prevención del acoso escolar de la Comunidad de Madrid y profesor de la Universidad Camilo José Cela, señaló sobre el tema:

…el acoso escolar a través de Internet se forma por un problema de formación, de sensibilización y, sobre todo, de educación porque los adultos hemos mirado hacia otro lado durante mucho tiempo pensando que nuestros jóvenes iban a saber manejarse en estos escenarios virtuales y no es así. La ciberconvivencia es complicada, porque no vemos a la persona en directo y esto lleva a errores.

En el año 2015, la especialista en educación Mary Guinn Delaney, asesora regional de la OREALC/UNESCO, presentó un análisis de las percepciones de violencia de los estudiantes y la relación con sus logros de aprendizaje, a partir de datos del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE).

En el marco del mismo, Delaney aseguró que en la mayoría de los países latinoamericanos el tipo de violencia más frecuente es la psicológica.

Precisamente el tipo de violencia que se ejerce a través del acoso cibernético es psicológica. Y según explican los especialistas, lo que se busca es actuar en grupo para conseguir el efecto de que todo este sea participe por acción u omisión del cyberbulliyng.

Miguel Comín, director de la Fundación Alia2, de Madrid, España, especializada en la protección al menor en internet señala:

Al final lo que interesa no es insultar tú a la persona porque eso no tiene gracia. Lo que tiene gracia es crear un grupo y que lo vean los demás.

Ese concepto de grupo de pertenencia, es precisamente lo que lleva a la víctima a no salirse y perpetrarse en esta situación de violencia.

Sobre este punto Comín explica:

Muchas veces no nos damos cuenta de la parte social que tiene la tecnología para los menores. Si un niño no está en el grupo, no se siente parte de la pandilla.

De acuerdo a un "Estudio sobre 'ciberbullying' según los afectados", realizado por las fundaciones ANAR (Ayuda a niños y adolescentes en riesgo) y Mutua Madrileña, en España, hace algunos años, el teléfono celular es la herramienta más frecuente a través de la cual se realiza el ciberbullying y el Whatsapp la red social utilizada por excelencia para realizarlo.

En América Latina si bien todo llega después que a Europa y Estados Unidos, gracias a las nuevas tecnologías y a la democratización de la información, los tiempos se han acortado. Es así que tanto lo bueno como lo malo que es moda en el primer mundo, rápidamente se expande al tercero.

El ciberbullying en América Latina

El tema afecta tanto a niñas como a niños por igual, con mucho mayor impacto en países como Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y República Dominicana. Esto presenta un desafío en cuanto a crear entornos escolares con más armonía entre compañeros, y una forma de hacerlo es a través del tipo de relaciones que generan los docentes.

Mary Guinn Delaney

Según el Primer Estudio Internacional de Acoso Escolar o Bullying, llevado adelante por la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras en 18 países; en América Latina Latina7 de cada 10 niños sufre de acoso escolar.

El Dr. Javier Miglino, experto en Asuntos de Derechos Humanos y Protección de la Niñez y Fundador de Bullying Sin Fronteras, dijo sobre ello:

…el 70 por ciento de los niños son directa o indirectamente afectados por el acoso en la escuela, niños que han sido acosados o han sido testigos del acoso.

Cómo actuar ante el cyberbullying

El cyberbullying es un tema que debe ser abordado multidisciplinariamente y en el que deben participar tanto educadores como padres. No es una opción mirar para otro lado como si nada pasara o minimizarlo como que es un asunto de niños. El suicidio es una importante causa de muerte en adolescentes y jóvenes y el acoso escolar constituye un factor de riesgo.

La profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), de España y experta en acoso escolar, Rosa Pulido, dice al respecto:

No se puede generalizar, pero un adolescente, en periodo de construcción y adquisición de recursos psicológicos y desarrollo de la personalidad, si sufre acoso y no se le interviene adecuadamente, puede tener consecuencias en el futuro.

Comín de Alia2, explica que una de las formas que utilizan para trabajar el tema del cyberacoso en adolescentes de 10 años en adelante, que es cuando ya comienzan a tener mayor acceso al teléfono celular y surgen con más frecuencia los casos de bullying, es fomentando la empatía, el ponerse en el lugar del otro.

Lo que hacemos nosotros en los talleres de formación es pasar un rol donde se victimiza a una persona para que se sienta lo que es. Lo que hay que hacer es que los agresores tengan empatía hacia esa gente que están atacando.

Puntaje: 
Sin votos aún