Milios, Miliaria y Eritema tóxico

La piel de los bebés recién nacidos es muy delicada y atraviesa por varios cambios entre los que pueden incluirse los milios, miliaria y eritema tóxico.

Milios

Se trata de protuberancias diminutas blanquecinas o quistes pequeños en la piel que son frecuentes en los bebés recién nacidos. Se producen por la piel muerta que queda atrapada en pequeñas cavidades de la superficie de la piel o en la boca.

Algunas veces a los milos irritados se les llama acné del bebé, peor es un error porque no son una forma de acné.

Síntomas

  • Protuberancias blancas nacaradas en la piel del recién nacido que aparecen comúnmente en las mejillas, el mentón y la nariz
  • Protuberancias blanquecinas nacaradas en las encías o el paladar que en ocasiones pueden confundirse con un diente que está saliendo

En los bebés no es necesario tratamiento; los cambios en la piel desaparecen, en general, espontáneamente pasadas las 2 semanas de vida sin mayores complicaciones.

Miliaria

Se presenta en los bebés cuando se obstruyen los poros de las glándulas sudoríparas y en general esto ocurre en climas cálidos o húmedos. En la medida en que el bebé suda, se forman pequeñas protuberancias rojas, como consecuencia de que las glándulas obstruidas no pueden eliminar el sudor.

Prevención

Para prevenir la miliaria, es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Mantener al bebé fresco y seco en climas cálidos. Vestirlo con ropas ligeras y suaves, en lo posible de algodón, dado que al ser un tejido absorbente mantiene la humedad alejada de la piel del bebé
  • Procurar que el bebé se encuentre en una habitación ventilada y fresca, con aire acondicionado o ventilador, sin que esté directo sobre él, sino que le llegue una sueva brisa
  • No se recomienda el uso de cremas, ungüentos, ni talcos. Ya que los talcos no ayudan ni a prevenir ni a aliviar la miliaria y las cremas y ungüentos, sólo contribuyen a mantener la piel del bebé más caliente aún y a obstruir los poros

Eritema tóxico

Se trata de una afección de la piel de causa desconocida, muy común en los recién nacidos, que puede aparecer en el 50% de los bebés entre los 3 días y las 2 semanas de vida.

Síntomas

El principal síntomas s una erupción de pequeñas pápulas de color amarillo o blanco, rodeadas por piel enrojecida. Pueden ser pocas o muchas pápulas, que aparecen en general en la cada y la parte media del cuerpo, pero también pueden observarse en la parte de arriba de brazos y muslos.

La erupción puede cambiar con rapidez y aparecer y desaparecer en diferentes zonas en el correr de horas o días.

Tratamiento

Las manchas rojas extensas, generalmente desaparecen sin tratamiento o sin realizar cambios en el cuidado de la piel.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)