Desarrollo psicomotor del bebe

Si bien es cierto, en un momento nos preocupamos del desarrollo del Bebé en el vientre materno, una vez ocurrido el parto comienza uno a preocuparse del desarrollo psicomotor del pequeño y además de su estado general de salud, aunque no sin enfrentar ciertas dificultades claves a la hora de conocer cuáles son las problemáticas que pueden aquejar a este pequeño niño.

Podríamos decir que los problemas comienzan por la carencia de la comunicación entre los padres y el niño que es incapaz de entregar información precisa respecto de lo que sucede, aunque los expertos aseguran que el lenguaje de los símbolos y las señas es la clave perfecta, para mantener a nuestro hijo en perfectas condiciones. Las mamás, en general, dicen entender a sus hijos, perfectamente.

Preguntas recurrentes en las madres y los padres son por ejemplo si la evolución del niño es normal conforme el tiempo de vida que tiene, así también otros se preguntarán cuándo comienza a hablar, cuándo deberá comer sólo y también cuando le corresponden las vacunas conforme se vaya desarrollando y creciendo, razón por la cual se deberá visitar a un médico pediatra una vez al mes durante el primer año de vida quien será la persona mejor indicada para aconsejar a los padres.

El bebé de 3 meses de edad

  • Ya puede sostener la cabeza
  • Reacciona ante los sonidos fuertes
  • Todo se lo lleva a la boca
  • Voltea la cabeza para mirar figuras móviles

El bebé de 6 meses de edad

  • Se sostiene sentado aunque necesita algo de ayuda
  • Mira fijo a los ojos e intenta imitar
  • Reconoce sus padres y familiares cercanos
  • Se da vuelta, rota para alcanzar un objeto
  • Toma objetos con facilidad, se estira para alcanzarlos

El bebé de 9 meses de edad

  • Gatea en el piso
  • Alza los brazos para que lo tomen
  • Se pasa un juguete de una mano a la otra
  • Se para con ayuda
  • No quiere quedarse con extraños

Recién al cabo de 1 año el niño comienza a entender el "no" y a dar objetos a quien se los pide y es en esta edad cuando comienza a caminar solo aunque no siempre sucede al año.

En lo que respecta a la relación que debe presentar el bebé, a los cinco meses de edad, nos encontramos con sentimientos positivos que se demuestren habitualmente con sonrisas involuntarias y movimientos bruscos, razón por la que no hay que preocuparse porque el bebé no se manifieste de una forma distinta.

En relación al desarrollo psicomotor de nuestro hijo, hay que entender que en su primer año de vida todo parece fascinante y nuevo, de esta forma se ofrecerá despertando la ternura de sus padres quienes lo ven como una criatura débil la que es sumamente dependiente del cariño y el cuidado de sus padres, y por ello se recomienda por los expertos criar a los hijos en un ambiente de ternura, cuidados y una relación afectuosa para que esa forma se incentive la relación entre este nuevo integrante y el resto de la sociedad con la que comienza a convivir.

Si bien es cierto no existe un calendario preciso de las demostraciones o avances psicomotores que debe presentar un bebé se sobreentiende que hay ciertas características que deben observarse en la medida en que se va desarrollando y avanzando en edad, por ello habrá que tener bajo observancia a los bebés que haya nacido con bajo peso o que tengan problemas durante los primeros días y semanas de vida, pues efectivamente, observarán una evolución más lenta que un niño que haya nacido en absoluta normalidad.

En general, entendemos que el desarrollo psicomotor del bebé se consideraría normal en los primeros días de nacido cuando observa una motricidad tosca, se relaciona socialmente y se expresa por el lenguaje de los movimientos y mostrándose relajados por ejemplo cuando toman un biberón o amamantan. También realizan movimientos involuntarios y suelen tener la incapacidad de levantar la cabeza cuando están acostados boca abajo a los 5 meses y la pueden girar con normalidad de izquierda a derecha. En cuanto al lenguaje en llanto es su arma principal de comunicación, lo que implica que necesita atención por parte de quienes le rodean.

Puntaje: 
Sin votos aún