Colecho
Fotocortesía de sheknows.com

Colecho quiere decir dormir en el mismo lecho con el bebé y es un hábito que tiene a parte de la comunidad científica en contra y a parte a favor. Su origen se remonta a la publicación del libro The Family Bed (1978) de Thine Thevenin. Una miembro de la Liga de la Leche, que promovía la cama de los padres como el lugar perfecto para amamantar al bebé y estrechar los vínculos con el mismo. Dicha práctica es muy anterior a la publicación del libro, se realizó en Europa hasta el siglo XIX y se ha ido perdiendo con el paso de los siglos.

Sin embargo, con una nueva filosofía de crianza llamada crianza natural que se basa en el instinto de los padres, la crianza con apego y promueve, entre otras cosas, el parto en domicilio, tener al bebé en brazos, amamantarlo a demanda y el colecho, éste resurge con mucha fuerza y es adoptado en la cultura occidental.
Originariamente el colcho refería a compartir la cama matrimonial con el bebé. Pero con el paso del tiempo cambio y puede haber variantes: En la misma cama, con una cuna que va adosada a la cama de los padres, con una cuna clásica sin uno de los lados que se coloca pegada a la otra, etc.

Argumentos a favor del colecho:

  • Facilita la lactancia materna especialmente en la noche
  • Disminuye el riesgo de hipoglucemia en el bebé
  • El bebé se duerme con mayor facilidad incluso durante la madrugada
  • Favorece el vínculo afectivo con los padres
  • Favorece el bienestar general del bebé: Su capacidad de respuesta ante situaciones estresantes, su desarrollo neuronal, el desarrollo d la autoestima y la autonomía posterior
  • Incrementa los episodios de sueño REM, disminuyendo o corrigiendo los episodios de apnea del sueño que pueden ser muy riesgosos para el bebé
  • Reduce el llanto del bebé en duración y frecuencia
  • Ayuda a sincronizar los ciclos de sueño del bebé y la madre
  • Reduce el riesgo de muerte súbita. Los estudios del antropólogo estadounidense de la Universidad de Pomona, Joseph McKenna son los más conocidos al respecto, señalando que si esta práctica reduce el riesgo de apnea, también disminuye el de muerte súbita. Pero los padres deben tener algunas precauciones que incluyen: No fumar, que el bebé duerma boca arriba y que tenga suficiente lugar para evitar que alguno de éstos lo aplaste

Argumentos en contra del colecho:

  • Peligro de asfixia o aplastamiento
  • Los padres no descansan bien
  • La presencia del bebé en la cama puede resentir y obstaculizar la vida de pareja
  • Puede darse en el bebé una asociación entre sueño y presencia de los padres, dificultando así la conciliación del sueño sin su presencia en instancias como la siesta
  • Contrariamente a aquellos que sostienen como ventaja del colecho la reducción del riesgo de muerte súbita, hay otros que dicen que podría incrementar el riesgo
Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)