Mei Tai
Mei Tai

Sus orígenes se remontan a tiempos ancestrales, pero inspirados en ellos se han lanzado al mercado distintos tipos de portabebés que ofrecen originales formas de cargar y transportar al bebé que se adaptan a los gustos y necesidades de cada mamá o papá.

Llevar al bebé en estos portabebés tiene innumerables beneficios: Favorece el vínculo entre los padres y el bebé y este a su vez se siente más seguro y confortado.

1

Mochila

Las mochilas son de los sistemas portabebés más conocidos. Hay distintos modelos, pero las mejores son las ergonómicas que permiten al bebé mantener su posición natural.

Lo ideal es también que sean livianas y fáciles de colocar, ya que tienen que permitir a la mamá o el papá colocársela solo sin mayores dificultades, sino no es práctica.

Hay mochilas para llevar al frente o en la espalda y muchas incorporan un soporte para la cabeza del bebé.

2

Bandolera con anillas

Este portabebés se inspira en la forma en que las madres de distintas cultura llevan a sus bebés. Se trata de un trozo largo de tela en cuyo uno de los extremos va una anilla que posibilita ajustarla según la necesidad.

Va colocada sobre uno de los hombros y permite 6 diferentes posiciones que se adaptan desde el nacimiento hasta, aproximadamente, los 3 años del niño. El bebé puede ir acostado, sentado y puede colocarse en la espalda, las caderas o al frente.

3

Fular

Este sistema imita el usado en Bolivia y Perú para cargar a los bebés. Se trata de un largo trozo de tela de unos 4 metros de largo y 1 de ancho que se ata en diferentes posiciones para llevar al bebé. Es uno de los sistemas más versátiles.

Se adapta bien para bebés recién nacidos y hasta niños de unos 18 kilos. Lo importante es aprender bien las formas de anudado para que resulte cómodo y seguro. Es muy económico e incluso fácil de confeccionar en casa.

4

Pouch o Sling

Pouch quiere decir bolsa en inglés y es la palabra que se utiliza para denominar a la bolsa que lleva el canguro. Se trata de una banda de tela que no requiere de nudos anillas, ganchos ni nada para sujetarse, lo cual lo hace un sistema fácil de colocación.

Se coloca sobre uno de los hombros y posibilita cargar al bebé en posición fetal, lo cual es ideal fundamentalmente para los recién nacidos. A medida que el bebé crece se va adaptando y se puede utilizar en distintas posiciones, ya sea de frente, en la espalda o en la cadera. Aproximadamente hasta los 15 kilos.

5

Mei Tai

Se trata de un sistema asiático que se inspira en la forma en que las madres chinas que trabajan en el campo cargan a sus bebés.

Cosnta de un rectángulo de tela con 4 tiras en sus extremos que pasan por los hombros y la cintura de la mamá o el papá y se anudan de distintas formas dependiendo de la edad del niño y el gusto de los padres.

Puede ir en la espalda, el frente o sobre las caderas. Es importante anudarlo de manera correcta para que el bebé no se deslice al caminar.

Se puede utilizar desde el nacimiento si cuenta con soporte para la cabeza o desde los 3 meses hasta los 16 kilos.

Puntaje: 
Sin votos aún