Jugetes

Los juguetes son un elemento importantísimo en la vida del bebé y del niño; contribuyen a su desarrollo, crecimiento y diversión. Pero si no son elegidos teniendo en cuenta la edad del niño y algunas pautas de seguridad, pueden representar también un gran peligro para la salud.

Los médicos del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati y de la Academia Americana de Pediatría de los Estados Unidos recomiendan: Leer atentamente las etiquetas de advertencia antes de comprar y tomar en cuenta la edad, habilidades e intereses del niño cuando se elige un juguete.

Las etiquetas

La mayoría de los juguetes traen una etiqueta en la que dice las edades para las que está recomendado ese juguete. Este debe ser uno de los primeros pasos a la hora de la selección. También hay que considerar y ser realista sobre las capacidades y habilidades del niño, lo que generalmente va asociado a la edad. No comprarle algo que es para niños más granes, porque se cree que el niño es avanzado y lo va a disfrutar.

El tamaño de los juguetes y sus piezas

Este es otro elemento fundamental para tener en cuenta a la hora de comprar juguetes para el niño. Si el tamaño del juguete o de sus piezas es pequeño como para que el bebé o el niño lo lleve a su boca y pueda tragarlo y en consecuencia ahogarse; entonces ese juguete no es seguro. Una prueba sencilla que puede hacerse para asegurarse de esto, es pasar el juguete o las piezas del mismo por dentro de un tubo de cartón de papel higiénico, si pasa por allí, entonces no es seguro para un niño menor de 3 años de edad. Para los niños de menos de 3 años los juguetes seguros son aquellos que miden como mínimo 2,5 cm de diámetro y 5 centímetros de largo.

Bordes

Evitar aquellos juguetes que contengan bordes afilados o puntiagudos. Elegir los que tienen una construcción sólida.

Los juguetes que llevan pilas o cuerda

Muchas veces el tamaño del juguete no es pequeño para que el bebé o el niño lo trague, pero sí lo son las pilas o botones que hacen que funcione. Estos pueden ser ingeridos por el niño y hacer que se atore o bien quedar pegadas en el esófago, provocando serias lesiones.

Los juguetes con cintas o cadenas largas

Este tipo de cintas largas pueden representar un riesgo en tanto pueden enredarse alrededor del cuello del niño y causar asfixia.

Los juguetes que tienen imanes

Tener cuidado con este tipo de juguetes, ya que pueden ser tragados los pequeños imanes y causar daños internos.

Juguetes que necesitan de electricidad

Este tipo de juguetes no son aptos para niños menores de 10 años. Es preferible dar juguetes a pila o batería.

Puntaje: 
Sin votos aún