Consejos para alcanzar el orgasmo

¿Qué es un orgasmo?

Biológicamente hablando, el orgasmo es el tercer paso en el proceso de respuesta sexual que comienza con la excitación, continua por la meseta, el orgasmo y finaliza con la resolución.

De estas etapas, el orgasmo es el de menor duración, son apenas unos segundos, que muchas mujeres no logran alcanzar.
La excitación de la mujer puede lograrse a través de variados estímulos, más o menos elaborados, no obstante y a pesar de que naturalmente las mujeres están aptas para experimentar relaciones sexuales completas y satisfactorias, un porcentaje importante de féminas saludables y normales, no lo alcanzan con fluidez o, en el peor de los casos, nunca han experimentado un orgasmo. Lo más curioso es que las mujeres poseen una particular capacidad, que es la de experimentar multiorgasmos, o sea que su potencial para experimentar orgasmos es ilimitado.
A pesar del corto tiempo que dura, la sensación orgásmica es incomparable y por lo tanto capaz de determinar la estabilidad de una pareja.

¿Por qué no se llega al orgasmo?

Los científicos han logrado mediante estudios, establecer un número de razones por las cuales las mujeres no tiene un orgasmo, razones vinculadas a lo social, psicológico, físico, etc.
Las presiones o pautas “educativas” a las que muchas mujeres han sido sometidas durante su vida, limitan la aceptación del propio cuerpo y del sexo como algo bello y saludable, que va mas allá de los fines reproductivos. El prejuicio del sexo antes del matrimonio, ha llevado a muchas mujeres a casarse vírgenes y luego a no conectar sexualmente con sus maridos, tampoco se atreven a decir lo que les pasa y en muchos casos se pasan la vida fingiendo orgasmos sin jamás llegar a experimentar la sensación real.

¿Qué es y donde está el punto G?

Este punto se encuentra en la parte superior interna de la cavidad vaginal y si bien la creencia es que ese es el punto de mayor placer para la mujer, bien puede serlo o no.

Algunas mujeres no tiene desarrollado ese pequeño bultito en el lugar señalado, incluso en algunas mujeres es muy sensible y en otras, no tanto. Pero por fortuna, el cuerpo femenino posee muchas zonas erógenas, que siendo bien estimuladas son un camino seguro a la excitación y posterior orgasmo. Estas zonas no son necesariamente las zonas genitales o los senos, la espalda, cuello, pies, abdomen, pelvis, son zonas sensibles que al ser acariciadas suavemente y tomándose el tiempo necesario, pueden favorecer mucho la llegada al orgasmo.

Algunos trucos para propiciar el orgasmo

  • La masturbación
  • Ya sea que la realice la misma mujer mientras está teniendo relaciones sexuales para ayudar a la estimulación del clítoris, o bien que su compañero/a sexual la masturbe, o se masturben mutuamente.

  • El sexo oral
  • Si la pareja nunca ha tenido la iniciativa de practicarlo, es bueno que la mujer lo solicite, la estimulación es más directa, la humedad de la boca facilita la lubricación y las sensaciones son más fuertes.

  • Extender los juegos previos
  • Muchas veces la rapidez es lo impide que la mujer llegue al orgasmo, si es necesario debe pedirle a su pareja que alargue un poco más el juego de roses, caricias, besos, etc.

  • Juguetes sexuales
  • Compartir con un compañero/a el uso de geles íntimos, por ejemplo, para lubricar, lencería comestible, disfraces. Incluso ver películas condicionadas, puede favorecer la excitación y el posterior orgasmo.

  • Roce
  • El clítoris sólo se estimula por contacto, de modo que para que durante la penetración se estimule, los cuerpos deben estar bien pegados.
    La postura de la mujer arriba y el hombre abajo es más favorable para el orgasmo femenino, incluso es mejor si él está sentado en una silla y la mujer encima.

Puntaje: 
Promedio: 4.8 (4 votos)