Errores comunes de las mujeres en la cama
Ser pasivas en el sexo

Si bien es cierto que muchas veces las mujeres no son satisfechas sexualmente debido a que los hombres son egoístas y se preocupan más por su placer que por el de ellas, también lo es que son ellas las que cometen ciertos errores que impiden que gocen al 100%.

1

No dar el primer paso

Cultural e históricamente se le ha enseñado a la mujer a ser pasiva y sumisa en lo que a sexo se refiere. Es decir a esperar que sea el hombre quien del primer paso, tome la iniciativa y la invite a tener relaciones. Dejando asía absolutamente relegado su deseo, sus ganas en pos de las de su pareja. Además a los hombres también les gusta que algunas veces sus mujeres los busquen, los provoquen los

2

No decir lo que desean

Es un error muy común que cometen las mujeres, esperar a que el hombre las satisfaga pero sin decirles que es lo que les gusta, lo que desean y los que no. A los hombres, generalmente, les gusta que la mujer demande, oriente, les diga lo que quiere y así satisfacerla.

3

Ser pasivas

Por mandato cultural las mujeres fueron educadas para ser pasivas en el sexo, dejar que el hombre satisfaga su propio deseo sin ellas preocuparse por el suyo, simplemente siendo una especie de receptáculo. Es así, que en la cama esperan que el hombre haga todo, desde quitarles la ropa en adelante. Esto dificulta bastante la relación, muchas veces es casi igual a tener sexo con un maniquí pero de carne y hueso. Es difícil para el hombre satisfacer a la mujer y que ambos disfruten del encuentro si la mujer no se involucra y participa.

4

Fingir el orgasmo

Es muy común entre las mujeres fingir el orgasmo cuando no llegan a lograrlo, de modo de no desilusionar y hacer sentir mal a sus parejas. En este sentido, es importante que la mujer deje de mentirle a su compañero y a ella misma y se anime a sentir. Que se deje llevar por el placer, se explore, de modo que conozca su propio cuerpo, lo que le gusta y así poder dirigir a su pareja hacia lo que desea.

5

Temer a lo desconocido y resistirse

En el sexo como en la pareja en sí, innovar y probar cosas nuevas todo el tiempo, reaviva la pasión y fortalece el vínculo. Pero muchas mujeres le temen a lo desconocido y se resisten a probar cosas nuevas. En esto es importante ser clara, explicar lo que pasa, por qué no se quiere y abrirse a aceptar probar y sólo seguir si resulta placentero, si se está cómoda, de lo contrario hablar y parar.

6

Creer que el hombre siempre quiere sexo

Esto no siempre es así y creer que sí, puede llevar a algunas mujeres a desilusionarse si su pareja no se muestra constantemente deseoso de sexo. En los hombres adultos, las obligaciones, el trabaja, el estrés, bajan su libido. Para estimular el deseo y eliminar el estrés, nada mejor que ambos apuesten por el buen sexo, que entre otros beneficios para la salud, reduce el estrés.

7

Dejar de lado el sexo por la maternidad

Es frecuente que las mujeres dejen de lado sus propias necesidades y deseos en pos de sus hijos, especialmente cuando son pequeños. Si muchas veces no da el tiempo ni de ir al baño, mucho menos se puede pensar en sexo. Pero lo importante aquí es poder darse el tiempo para dedicarse a una misma, a su cuerpo, a sentirse bien con una, para estar más dispuesta para el sexo y abierta al placer; lo cual redundará en un estado general mucho más beneficios.

8

Obsesionarse por la apariencia física

El sentirse insegura y siempre obsesionada por la apariencia, saca a muchas mujeres de su eje durante el sexo y les impide disfrutar plenamente.

Puntaje: 
Promedio: 3.9 (25 votos)