Educación - La Tv y los niños
Foto cortesía de php.delawareonlin

De acuerdo a un estudio realizado por la investigadora líder Susan A. Carlson, epidemióloga del Centro Nacional de Prevención de las Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, los hijos de padres que establecen límites y reglas con respecto a la televisión y aquellos más activos físicamente, ven menos TV.

Algunas recomendaciones para que los niños vean menos televisión:

  • Limitar el tiempo de exposición a la televisión y establecer reglas claras al respecto: Es fundamental que los niños no pasen todas las horas que deseen o tengan libres frente a la TV. Los padres deberán limitar el tiempo según lo consideren razonable (La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda hasta dos horas diarias de exposición a la TV para los niños de más de 2 años, ya que los menores de esa edad no deben verla dado que en esa etapa de desarrollo lo que necesitan es explorar el mundo, no comprenden los contenidos, debido a lo que los beneficios de ver TV son muy escasos), los días de escuela pueden permitirse menos horas de TV y los de descanso, más horas
  • Limitar más el tiempo de exposición a la televisión si hay mal rendimiento escolar: Si al niño no le está yendo muy bien en la escuela y pasa muchas horas del día mirando TV, modificar estos hábitos, limitando el tiempo y exigiéndole que primero cumpla con sus obligaciones escolares para luego recién ver la TV
  • Fomentar la actividad deportiva: Impulsar a los niños a realizar deporte, jugar a la pelota, jugar al aire libre, etc.
  • Promover la realización de otras actividades recreativas: Lecturas (leer a los niños o impulsar que estos lean, es muy importante para su desarrollo intelectual), juegos de mesa, juegos para divertirse en familia, música, etc.
  • No utilizar la televisión como niñera: La televisión no puede ser la encargada de entretener a los niños mientras sus padres no pueden atenderlos. Los programas que vean los niños deben ser acordes a su edad y debe limitarse el tiempo de exposición a la televisión
  • Apagar la televisión a la hora de comer: En muchas familias la hora de la cena es el único momento del día en que sus miembros tienen algo de tiempo como para distenderse y conversar, si la TV está encendida será un elemento de distracción para los niños tanto para comer como para interactuar con su familia
  • Los horarios para ir a la cama no pueden modificarse por ningún programa de TV: Una vez que se establece una rutina de horarios para ir a dormir no puede romperse por ningún programa de TV
  • No colocar televisión en la habitación del niño: Que exista un aparato de TV en el dormitorio del niño impide que los padres puedan limitar el tiempo que éste mira TV y el contenido de los programas
  • Enseñarle a elegir programas que promuevan su desarrollo: Los padres juegan un rol fundamental en los contenidos que los niños ven, dirigir sus intereses hacia programas culturales, educativos, que trasmitan valores humanos, que sean pedagógicos y acordes a su edad. También acostumbrarlos a que apaguen la TV cuando termina su programa favorito o cuando no la están viendo, no acostumbrarlos a que la televisión oficie de ruido ambiente
  • Predicar con el ejemplo: Los padres son los modelos para los hijos, por ello es fundamental la imagen que estos dan a los niños. Si los adultos pasan horas frente a la televisión y dejan de hacer cosas importantes como cenar o atender a sus hijos por no perderse lo que está pasando en la pantalla, no se está transmitiendo un buen ejemplo y cuando se le quiera exigir al niño que no vea tanta TV, no se tendrá autoridad moral para hacerlo, ya que de alguna manera, se le estará diciendo: Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago
Puntaje: 
Sin votos aún