Sex and the city
Foto cortesía de Actlab

Sex and the City es una serie estadounidense que fue emitida por la cadena HBO entre los años 1998 y 2004. Posteriormente, la historia fue llevada a la gran pantalla, sin poder repetir el éxito obtenido en la TV, aunque tampoco fue un fracaso. En el presente 2010, se estrenó la segunda película de la secuela.
La historia relata la vida y relación de 4 amigas que viven en la ciudad de Nueva York, transitando el fin de sus 30 años de edad (una de ellas ya está en los 40). Esta comedia tuvo gran éxito, ya que relata los problemas que sufren generalmente las mujeres en la vida moderna.
Son mujeres muy diferentes entres sí, y tal vez las mujeres que las ven desde sus casas encuentran en alguna de ellas, por lo menos algún detalle, de su propia personalidad o de la vida que vive.

Todas somos…

Veamos que detalles nos ofrece cada personaje y que podemos encontrar en nuestra vida de semejante.

Carrie

Carrie, quien es interpretada por Sarah Jessica Parker, es columnista de un diario que en la ficción se llama The New York Star.
En su columna semanal Carrie desarrolla un tema que va en paralelo al tema que se desarrolla en el episodio, y es su voz la que relata pasajes del capítulo, mientras escribe.
Ella es una fanática de la moda, de la vida nocturna, y es muy popular en su medio por su estilo, ama los zapatos, es una profesional independiente que vive en un apartamento muy neoyorquino del cual se siente orgullosa.
En la serie, a Carrie se le cuestiona el haber abortado un hijo concebido tras una relación ocasional de una sola noche, el aborto sucede 10 años antes de la época en que se desarrolla la serie y, durante la serie se le cuestiona su relación con un hombre divorciado, estando ella en pareja.
Pues bien, varias son las características muy femeninas de Carrie. La obsesión por algún objeto (los zapatos), es algo que la gran mayoría de la mujeres tiene, y más allá de que un fetiche pueda ser costoso y no podamos poseer una colección de relojes Cartier, o de perfumes franceses, hacemos el "sacrificio" de intentar poseer la mayor cantidad de esos objetos que nuestras posibilidades puedan adquirir.
El tema del aborto y la infidelidad son temas que, si bien son muy diferentes entre sí, tiene algo en común, que es la condena que sufre la mujer de parte de la sociedad, cuando se encuentra en alguna de estas situaciones, y otras también difíciles. Está claro que nuestras sociedades condenan a la mujer infiel y, generalmente, disculpan o justifican al hombre infiel. En el caso del aborto, si bien se trata del cuerpo femenino y en definitiva será la mujer quien tome la decisión final, la sociedad condena a la mujer sin pensar en un sinfín de circunstancias que probablemente la llevaron a tomar una decisión que la mayoría de las veces, es desesperada.

Miranda

Miranda es encarnada por Cynthia Nixon, educada en leyes en la Universidad de Harvard, completamente enfocada en su carrera de abogada, es la primera en poder comprar un apartamento, lo que trasluce su éxito profesional y económico, ve las relaciones y al género masculino de una forma muy ácida. Es la mejor amiga de Carrie, su confidente y quien le aporta un punto de vista más racional a las cuestiones. Al comienzo de la serie aparece como una mujer más emparentada con comportamientos masculinos, incluso en la relación que tiene con su novio, con quien más adelante en la serie, tendrá un bebe, lo que la irá volviendo un personaje más “femenino”.
Muchas mujeres se defienden de los dolores que pueda provocar el desamor negándose al mismo, poniendo al hombre como un ser menos inteligente, más instintivo. El éxito profesional y económico, la concentración total de energía para alcanzarlo, es una forma de demostrar a la sociedad que el ser mujer no es impedimento para nada, muchas mujeres viven así sus vidas, buscando el reconocimiento social a través del esfuerzo y rendimiento en la profesión.
Para muchas mujeres un hijo más que una bendición es un peso que les limita el avance profesional, aunque casi siempre llega el momento en que el instinto femenino y maternal necesita dar vida para sentirse completo.

Charlotte

Charlotte es Kristin Davis, la más conservadora de las 4 amigas, muy educada, corredora de arte, siempre buscando al príncipe azul y priorizando el sentimiento por sobre el amor pasional. Ella misma dice que se ha pasado la vida de relación en relación, buscando su amor ideal. Se casa, deja su carrera, se entera de que será muy difícil que pueda ser madre y esto la deprime profundamente. Más adelante se divorcia, se casa nuevamente con un hombre que está lejos de ser perfecto pero que es muy buena persona, como curiosidad, es el abogado que llevo adelante su divorcio. Luego de su segundo matrimonio retoma sus estudios.
Sin duda que ser madre es un gran sueño para una mujer, independientemente de su personalidad, ocupación o forma de ver la vida, tarde o más temprano la enorme mayoría de las mujeres desean y necesitan ser mamás, y el no poder serlo genera algún nivel de frustración.
Cuantas mujeres, al igual que Charlotte han abandonado sus carreras para dedicarse a sus hogares y maridos, y luego se dan cuenta que no es necesario, ni tampoco conveniente, dejar de lado las aspiraciones personales, ya que para poder estar bien con los otros hay que sentirse bien con uno mismo, relativamente realizados como individuos.
Un detalle del personaje es su tradicionalismo y la anteposición del amor sentimental al amor carnal, pero claro, al igual que muchas mujeres muy conservadoras, llega un momento en sus relaciones, que si encuentran el hombre indicado dejan sus inhibiciones para vivir el sexo de forma natural, divertida y descontracturada.

Samantha

Samantha, la mayor de las amigas, ya ha pasado los 40, es interpretada por Kim Cattrall, y es la más desinhibida de todas, el sexo para ella es casi una práctica deportiva, siempre tiene muchísimos compañeros sexuales, de lo cual hace alarde, su comportamiento es casi masculino. Es relacionista pública y a lo largo de la serie, tiene decenas de amoríos, entre ellos su jefe, e incluso en un momento decide ser lesbiana y vive una relación con otra mujer. En la temporada seis sufre un cáncer de mama, que le es diagnosticado durante una revisión previa a hacerse un implante mamario. Luchas contra la enfermedad y la vence, al terminar la serie se encuentra en una relación con un modelo publicitario.
La promiscuidad es otra forma de preservarse del dolor del amor, aunque es una ilusión, ya que Samantha, a su manera, también sufre por amor. Ella necesita ser bella, como todas las mujeres, por autoestima, pero también como forma de legitimación social, la sociedad les exige a las mujeres ser bellas y jóvenes para siempre. Ante este concepto, el personaje enfrenta la realidad de la vida y sabe lo que verdaderamente es importante cuando se entera de la enfermedad que padece, cuando iba en busca de más belleza.

Las mujeres en general en algún momento y por alguna circunstancia, que no necesariamente debe ser trágica, se enfrentan a la realidad de que no se puede ser joven para siempre, aunque si bella por fuera y por dentro, esto último siempre termina siendo lo más importante por que no se deteriora, el buen ser, es eterno.

Puntaje: 
Sin votos aún