Alimentacion del bebe enfermo

Cuando el niño está enfermo no hay que disminuir ni suspender la lactancia ni la comida. Al bebé enfermo, hay que ofrecerle comidas más suaves y que le gusten y el pecho más frecuentemente.

Para tener en cuenta en cuanto a la alimentación del bebé cuando está enfermo

  • Cuando el bebé comienza a comer, se enferma con más frecuencia
  • La enfermedad produce deterioro del estado nutricional del niño, lo que puede afectar los mecanismos de defensa del organismo generando el círculo vicioso infección- desnutrición- infección. Un niño enfermo consume menos alimentos por falta de apetito y gasta más energía debido a la fiebre y el aumento de la producción de anticuerpos
  • Los niños con diarrea aguda deben consultar al pediatra para recibir suero de rehidratación oral hasta que los síntomas de diarrea desaparezcan. Si la diarrea no es severa, puede continuar con su dieta habitual. Los niños alimentados a pecho pueden seguir tomando la leche materna y deben hacerlo más seguido
  • La suplementación con zinc ha demostrado disminuir la severidad de la diarrea y la probabilidad de sufrir nuevos episodios durante los siguientes dos o tres meses. El zinc, además, mejora el apetito del niño y acelera el crecimiento. (1)

Cuando el niño está enfermo come menos porque:

  • Disminuye su apetito, lo que provoca pérdida de peso. La disminución del apetito causa más pérdida de peso que la mala absorción que se produce durante las infecciones
  • Durante el transcurso de la enfermedad del niño, está demostrado que el consumo de alimentos disminuye entre un 10 % y un 30 %
  • La falta de apetito es más común ante los alimentos sólidos y no tanto ante la leche materna. Los niños enfermos prefieren consumir leche materna en vez de otros alimentos
  • Durante la enfermedad, mientras el apetito de los niños por otros alimentos desciende, la ingesta de leche materna se mantiene

Las necesidades de energía y nutrientes en el niño enfermo aumentan porque:

  • Cuando el niño tiene fiebre, por cada grado de temperatura aumenta el gasto energético entre un 10 y 15 %
  • Las necesidades energéticas aumentan y el organismo responde utilizando las proteínas corporales para atender sus necesidades. Hay n aumento en la velocidad de recambio de la proteína corporal total
  • Las grasas almacenadas se movilizan para obtener energía a partir de ellas

Cando el niño está enfermo aumentan las pérdidas de nutrientes porque:

  • Hay mala absorción de nutrientes no sólo ante episodios de diarrea, sino también en casos de infección respiratoria y sarampión. (2)
  • Durante la diarrea se produce daño en la mucosa, aumenta la velocidad del tránsito intestinal y disminuye la absorción
  • Se producen pérdidas a través del vómito
  • Aumenta la excreción urinaria de nitrógeno

¿Por qué es importante continuar alimentando al niño y dando líquidos cuando está enfermo?

  • Diversos estudios con niños han demostrado que con una dieta nutricionalmente completa estos aumentan la absorción de energía y nutrientes sin afectar la eficacia de las sales de rehidratación oral
  • La investigación demostró que no es necesario diluir la leche o dar leches de formula sin lactosa en la mayoría de los casos de diarrea. A menos que esta sea grave o que el niño esté deshidratado
  • Durante la enfermedad e necesario alimentar activamente al niño, ya que el estímulo frecuente a comer o beber puede aumentar la ingesta de alimentos en niños enfermos sin apetito. Esto requiere de paciencia por parte de la familia, ya que significa ofrecer los alimentos varias veces y de varias formas
  • Cuando el niño está enfermo, las familias, por temor, tienden a ofrecerle menos alimentos que cuando está sano y es un error

(1) Castillo-Durán, 1988, USAID, 2005.
(2) OMS, 2004

Puntaje: 
Sin votos aún