cremas de belleza
Foto cortesía de Vincent Boiteau - Flickr.com

La piel es el órgano más grande del cuerpo, el que cobija y protege a casi todos los demás, y por tanto se encuentra expuesto a los ataques del medio ambiente, al paso del tiempo y a los malos hábitos.

El ritmo de vida actual genera hábitos poco saludables, mala alimentación, sedentarismo, consumo de toxinas como el cigarrillo o el alcohol; todo esto va lentamente erosionando la salud y provocando problemas como el stress, la falta de sueño, las alergias, y por supuesto, problemas en la piel, como el envejecimiento prematuro, y otras patologías.

Cremas para el cuidado de la piel

La sabia combinación de la tecnología y la naturaleza, presenta novedades en cremas para el cuidado de la piel, cada vez más efectivas y accesibles.
Nuevos componentes y fórmulas llegan cada día al mercado, pensados para cuidar el tejido cutáneo de cada zona particular de nuestro cuerpo.
Contra el envejecimiento del cutis, existen miles de opciones en cremas, de día o de noche, de acuerdo a la franja etárea o el tipo de piel, incluso para personas fumadoras.
A la hora de elegir una crema es bueno tener en cuenta dos componentes de última generación que son muy recomendables:

Acido Hialurónico

Esta sustancia se compone de azúcares y ácidos, está presente en el cuerpo humano (en la piel se encuentra más del 50% del total de ácido hialurónico que posee el organismo), y es capaz de aportar volumen a la piel, es decir, ante la ausencia del ácido hialurónico, la piel luciría seca y arrugada.
La cosmética lo utiliza como relleno, que se aplica mediante inyecciones sobre las arrugas, pero también en cremas que son mucho menos invasivas y son capaces de hidratar la piel de forma profunda, y revitalizarla. La aplicación constante genera un efecto acumulativo que hace que la piel luzca saludable, tersa y luminosa. Al ser un componente natural de la piel, no produce alergias y es aceptado por el organismo de forma natural e inmediata.

Retinol

El retinol es la vitamina A, también conocido como vitamina A ácida, el cual comenzó a utilizarse en el tratamiento del acné por sus capacidades exfoliantes.
Además de ser un excelente exfoliante capaz de limpiar la piel profundamente, también favorece la formación de colágeno. Los productos que contienen retinol se utilizan generalmente por la noche y hasta el momento se trata de uno de los ingredientes más efectivos en el tratamiento de los problemas de la piel, en zonas como la cara, las manos, el cuello, el pecho, etc.
Cabe señalar que el uso nocturno de las cremas que contienen retinol no es casual, ya que el retinol vuelve a la piel sensible al sol, de modo que se recomienda su uso de noche o acompañado por algún producto con protección solar, incluso algunos productos que contiene retinol también contienen FPS.

Consejos sanos

Es importante ayudar a la ciencia puesta al servicio de la salud y belleza de nuestra piel, adquiriendo buenos hábitos que nos permitan mantenernos jóvenes y sobre todo, saludables por dentro y por fuera.
Un ejemplo claro de esto, se da con el cigarrilo, el hábito de fumar es absolutamente dañino para la salud, y la piel no es ajena a ese daño, el humo dificulta el proceso de respiración de la piel bajando el número de nutrientes reparadores de la piel.
El consumo excesivo de café y alcohol provoca deshidratación en el tejido cutáneo, provocando patologías de la piel como la tan molesta celulitis.

Las frutas, verduras y el agua son los mejores aliados de una piel tersa y suave; el ejercicio contribuye, ya que acelera la circulación, y ayuda a disminuir el stress.
Cuidarse del sol es elemental, también usar protector con factor de protección mayor a los 15 FPS, beber mucha agua durante y después de la exposición al sol.
Dormir bien es fundamental, mientras se duerme la piel trabaja en su proceso de regeneración celular y si no tiene el suficiente tiempo luego se luce cansada y aprecen las ojeras; encontrar momentos para relajarse es también fundamental para disfrutar de una piel sana.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)