Incompetencia cervical

La incompetencia cervical o cuello uterino incompetente, se trata de la incapacidad del cuello del útero para permanecer cerrado hasta finalizar el embarazo. Cuando las condiciones son normales, el cuello del útero se afina, se dilata hacia fines del último trimestre, alistándose para el parto. Pero en los casos de incompetencia cervical, el cuello uterino se abre, se dilata sin contracciones uterinas en el segundo trimestre o principios del tercero, en la media que el feto crece y es incapaz de retenerlo. Como consecuencia de ello puede derivar en un aborto espontáneo o parto prematuro.

Cerca del 25% de los abortos espontáneos que se dan luego de la semana 16 del embarazo, están vinculados con este trastorno.

Causas

La causa exacta se desconoce pero el trastorno se asocia con las siguientes condiciones:

  • Parto traumático previo
  • Procedimiento quirúrgico previo al embarazo que produjo daños en el cuello del útero
  • Embarazo múltiple
  • Abortos repetidos
  • Desarrollo congénito anormal del cuello del útero
  • Cuello uterino demasiado blando, muy corto o ambas cosas a la vez

Síntomas

  • Sangrado vaginal
  • Cambios en la cantidad y tipo del flujo vaginal (secreciones acuosas o mucosas)
  • Presión sobre la pelvis
  • Dolores similares a los cólicos menstruales

Diagnóstico

El diagnóstico precoz es fundamental para evitar el aborto espontáneo o el parto prematuro. Con una ecografía transvaginal durante el segundo trimestre se puede detectar la dilatación anormal del cuello del útero o el acortamiento del mismo.

Cuando la mujer embarazada tiene algún factor de riesgo para incompetencia cervical, el ginecólogo puede indicarle una ecografía para examinar el cuello del útero.

Tratamiento

El medico indicará lo siguiente:

  • Reposo en cama
  • Evitar relaciones sexuales
  • Evitar las duchas vaginales
  • Limitar la actividad física

Además de esas medidas de cuidados en el hogar puede indicarse un cerclaje cervical. Una cirugía que suele realizarse entre las semanas 12 y 14 y que consiste en cerrar el cuello del útero con una sutura para evitar que se dilate y lograr que se retenga el feto hasta el término del embarazo. Además se le indica a la mujer una medicación para prevenir el aborto espontáneo. Los puntos de la sutura se retiran al final del embarazo.

En la mayoría de las mujeres los cerclajes cervicales funcionan bien y consiguen llevar a término sus embarazos.

Puntaje: 
Sin votos aún